lunes 17/1/22

¿Hay solución para tratar la alopecia? Motivos, causas y soluciones capilares

La alopecia es, en términos generales, una afección que sufren tanto hombres como mujeres adultas y que consiste en una pérdida excesiva de cabello. La alopecia, es decir, la propia pérdida de estos cabellos, acaba provocando otro fenómeno también bastante conocido: la calvicie
hombre

En la sociedad actual muchísimas personas sufren de alopecia y, por los últimos estudios realizados, parece que el número crece cada año. No obstante, a pesar de ser una cuestión realmente común, es cierto que no contamos con toda la información y también que existen muchos mitos infundados alrededor de la alopecia. 

Por este motivo, en el día de hoy hemos querido adentrarnos un poco más en este mundo, para esclarecer cuáles son los principales motivos y causas que provocan la alopecia, qué es la alopecia realmente y a qué soluciones como los trasplantes capilares podemos acceder. 

Si sufrimos de alopecia y queremos buscar una solución para ella, es necesario que contemos con la mayor cantidad de información posible, ya que al haber una creciente demanda de este servicio, también aumenta la desinformación. Por ejemplo, saber elegir una buena clínica de trasplante de pelo es esencial para conseguir un buen resultado del trasplante capilar y en este artículo hablamos acerca de cómo distinguirlas.

¿Qué consideramos realmente alopecia?

Entre el público en general, aún a día de hoy, se siguen planteando muchas dudas y cuestiones alrededor del término alopecia. Lo cierto es que, a pesar de que en un ámbito médico está bien definida esta afección, muchas personas tienden a confundir la alopecia, bien con una pérdida temporal y concreta de cabello, o bien con otros problemas que provocan la caída del pelo. 

La alopecia se considera como tal cuando existe una pérdida sistemática y prolongada en el tiempo que, no solo hace que se nos caiga el pelo, si no que puede disminuir la frondosidad del cuero cabelludo e, incluso, debilitar claramente el cabello que todavía tenemos en la cabeza perdiendo grosor y cantidad.

Además de esto, se considera que una persona debería acudir a un médico especialista en alopecia cuando la pérdida de cabellos suponga un punto llamativo. Es decir, es completamente normal que durante el otoño, por ejemplo, notemos que nuestro pelo se cae más; sin embargo, esto no es un indicio de alopecia y ese cabello caído se renovará y volverá a crecer desde nuestro cuero cabelludo como antes. 

Soluciones eficaces para combatir la alopecia

Una vez que tenemos claro qué es realmente la alopecia, surge siempre la misma pregunta: ¿es posible encontrar una solución eficaz para combatir la alopecia? Por suerte, a día de hoy podemos decir que sí mediante métodos bastante sencillos y rápidos. 

En términos absolutos, se calcula que la calvicie afecta actualmente al 40% de los hombres en España. Además, por otra parte, también hay que resaltar que la alopecia en mujeres también está creciendo en en el país, por lo que las soluciones no han tardado en llegar. 

En este sentido, hoy por hoy podemos disfrutar de diferentes tipos de tratamientos, entre los que el trasplante de pelo supone la opción más óptima para conseguir un cambio radical para mantenernos guapos y seguros.

Los trasplantes de pelo se han vuelto una intervención muy común en los últimos años, facilitando a miles de personas en nuestro país el hecho de volver a disfrutar de un pelo bonito y abundante. Así, mediante una sencilla técnica, se pueden extraer cientos de cabellos de zonas donde no se presente alopecia e injertarlos exitosamente para mejorar la densidad y la cantidad de pelo. 

Los principales síntomas de la alopecia

Entre los principales síntomas que cualquier persona puede notar cuando comience a sufrir de alopecia destacan: 

  • La aparición de pequeñas calvas alrededor de algunas zonas del cuero cabelludo, así sean regulares o irregulares. 
  • Pérdida gradual del pelo que se encuentra en la parte frontal o parietal de la cabeza. En los hombres suele darse más en la zona de la coronilla o en la frente y, en las mujeres, lo más común es el ensanchamiento de la raya central del pelo. 
  • Pérdida de mechones de pelo. Este tipo de alopecia suele estar provocada por un mal momento físico o emocional, que desencadena esta pérdida conjunta de cabello. 

¿A qué se debe esta caída del cabello?

Como vemos, los síntomas de la alopecia son bastante variados y pueden afectar a cada persona, prácticamente, de un modo distinto. La caída del cabello que conocemos como alopecia, en realidad, puede estar provocada por muchos motivos diferentes, desde una supuesta herencia, hasta derivada de momentos de mucho estrés. 

En principio, la causa más común para la caída del cabello es un componente hormonal. En los hombres, normalmente, estos cambios hormonales provocan que los folículos se sellen, impidiendo que vuelvan a crecer los cabellos y provocando la calvicie. En las mujeres, es muy común que se de la alopecia, por ejemplo, durante el embarazo o durante la menopausia. 

Otra de las causas más comunes de la aparición de la alopecia es la supuesta herencia genética. Aunque todavía no se ha podido demostrar que la alopecia esté definida desde un punto de vista genético, sí es cierto que existe cierta predisposición a la alopecia cuando ya hay antecedentes de esta afección en la familia. 

Finalmente, otros motivos que pueden causar la alopecia pueden ser, desde el uso de un medicamento concreto (por ejemplo, los tratamientos de radioterapia o quimioterapia), por sufrir un suceso que provoque estrés o ansiedad o, incluso, por malos hábitos a la hora de lavar, mantener y peinar nuestro cabello.  

¿Es posible prevenir la alopecia?

Esta es, probablemente, la pregunta más repetida alrededor de la alopecia: ¿realmente se puede prevenir? Lo cierto es sí y no. Por una parte, existen ciertos componentes hormonales o ciertas situaciones de estrés que no podemos evitar que nos afecten por lo que, en principio no podríamos prevenirla. 

No obstante, lo que sí es cierto es que llevando una alimentación adecuada, con hábitos saludables y haciendo uso de productos cosméticos específicos podemos retrasar la aparición de la alopecia o, al menos, minimizar sus efectos a corto plazo. 

Comentarios