martes 30/11/21

Por qué es importante aprender a meditar en el siglo XXI

Si bien es sabido que la práctica de la meditación es una de las formas universalmente más reconocidas de lograr un equilibrio armónico entre la mente y el cuerpo, es importante saber que además de tener beneficios a nivel emocional, tiene virtudes a nivel médico
meditacion

¿A qué hacemos referencia cuando decimos que la meditación tiene beneficios médicos?

Beneficios y virtudes de la meditación

Cuando hablamos sobre beneficios y virtudes de una práctica eminentemente enfocada al ámbito espiritual, tendemos a diferenciar la salud mental de la salud corporal, siempre interpretando que este tipo de actividades ayudan exclusivamente a la conciencia personal y no influyen de manera generalizada en la respuesta inmunitaria de nuestro cuerpo.

Aprender a meditar se caracteriza por ser un hábito o experiencia orientada a conseguir, entre otras cosas, desarrollo y aumento de la inteligencia emocional, la conciencia interior y en general una mejora de la salud emocional, pero, ¿qué ocurre con la salud corporal cuando introducimos esta práctica en nuestra vida diaria?

Cómo influye la meditación en nuestro organismo

En diversos estudios se ha comprobado que uno de los beneficios recurrentes de la meditación es aliviar el estrés y la ansiedad, aunque nosotros no preguntamos qué correlación directa tiene aprender a meditar con la disminución de esta enfermedad tan característica del siglo XXI.

El estrés no es más que la respuesta inmunitaria de nuestro cuerpo a una situación que se presenta desafiante, y este síntoma, asociado a muchos otros, puede producir problemas cardíacos, aumento de la presión arterial o dolores de cabeza constantes. La práctica de la meditación, basada en la relajación y la conciencia de la persona y el espacio, ayuda a disminuir estos síntomas, aliviando la ansiedad, la depresión, reduciendo la presión sanguínea, favoreciendo la oxigenación, mejorando la capacidad de resolución de nuestro cerebro y ayudando de forma considerable a la memoria.

Aprender a meditar, el reto del siglo XXI

Aprender a meditar se ha convertido en uno de los grandes retos del siglo XXI, ya que este tipo de sintomatologías son recurrentes en la actualidad y comienzan a edades cada vez más tempranas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la práctica de la meditación requiere esfuerzo y paciencia, ya que se trata de un proceso lento cuyo objetivo es concentrar la atención, además de frenar el incesante flujo de pensamientos negativos que se agolpan en la mente de manera natural a diario.

Una de las mejores formas de introducirse en esta disciplina es por medio de cursos de meditación. Estas formaciones contemplan la práctica desde todos sus puntos y proporcionan una enseñanza completa que ayuda a aprender a meditar de una manera sencilla, fácil de entender, y sobre todo y lo más importante, efectiva y correcta, ya que como hemos dicho, la meditación es una práctica que requiere tiempo.

Sadhaka Space es tu web dónde aprender a meditar

Una de las webs especializadas en este ámbito es Sadhaka Space, donde además de encontrar todo tipo de clases para comenzar tus prácticas de meditación desde cero, podrás encontrar meditaciones guiadas, formaciones específicas, y muchísimo contenido dedicado única y exclusivamente a la práctica de esta disciplina.

Si todavía te estás preguntando qué puedes hacer para liberarte de ese flujo constante de pensamientos negativos, estrés, ansiedad, e incluso miedo… ¿A qué esperas para iniciarte?

Comentarios