lunes 26/7/21

Qué colchones son mejores para la espalda

dormir cama (1)

A veces vamos a comprar un colchón y nos fijamos en muchos detalles que quizás, no sean tan importantes. Porque no estamos hablando de un colchón cualquiera sino del que será encargado de llevar nuestro descanso y hasta nuestra salud. Por eso, siempre es importante elegir el adecuado para que nuestra espalda esté en las mejores manos. 

Por todo ello, te vamos a guiar en dicha elección. Porque queremos cuidar también de tu salud, dentro de lo posible. Si quieres decir adiós a esas incómodas posturas al levantarte y esos dolores de espalda, tanto en la zona cervical como lumbar, entonces no te puedes perder todo lo que sigue, porque te interesa y mucho. ¿Comenzamos?

Cómo elegir un buen colchón para dormir

Para poder darle descanso al cuerpo, el colchón tiene que ayudar a repartir el peso del mismo. Algo que parece muy sencillo pero que no siempre vamos a conseguir. De ahí que tengamos que hacer un pequeño estudio de lo que necesitamos realmente. ¿En qué postura duermes? Es una de las primeras cosas que debemos analizar porque de ahí también conseguiremos nuestro colchón.

  • Si duermes de lado, el colchón tiene que ser un poco blando. Porque estarás haciendo peso sobre la parte de los hombros así como de las caderas y evitaremos que sufran demasiado aliviando la presión en dichos puntos. Si te decantas por uno que sea de latex y con una firmeza media, entonces estarás haciendo la compra adecuada.
  • Si duermes boca arriba, entonces es la parte de la espalda quien lleva todo el peso así como la columna. Esto se traduce en que un colchón viscoelástica que sea firme pero no demasiado duro, va a ser otra de las grandes opciones para ti.
  • Son muchas las personas que se encuentran cómodos en la postura boca abajo. Entonces, para todos ellos, diremos que en este caso sí que tiene que ser bastante firme.

Como vemos, siempre habrá opciones para todos los gustos, pero con el firme propósito de poder estar siempre más a gusto. Así que, para no perder el tiempo, en Álvaro Murillo colchones los encontrarás todos y más.

Tipo de colchón para evitar el dolor de espalda

Después de hablar de la postura al dormir, llega otro punto a tratar que es el más importante. Cuando nos levantamos de un sueño reparador, necesitamos sentirnos bien, cómodos y a gusto. Realmente que esa sensación de descanso se apodere de nosotros. Pero para ello, debemos dar con el indicado. 

Para el dolor cervical o lumbar no debemos apostar por los colchones demasiado blandos. Por lo que si tu colchón es de espuma, lo mejor es que sea de alta densidad para evitar que se deforme, se hunda y el dolor de nuestra espalda persista todavía más. Pero ojo, porque si el colchón es muy firme, entonces también puede hacer que la dolencia aparezca de la nada. Porque en este caso hará que el cuerpo se mantenga demasiado recto y como sabemos, nuestra espalda no lo es. Así que, es complicado pero siempre debemos apostar por un término medio. Por lo que debemos mencionar que los colchones viscoelásticos siguen siendo la gran preferencia ante los dolores de espalda, tanto cervicales como lumbares. Porque se adaptan a ambas zonas, no se hunden ni tampoco son demasiado firmes. Es decir, todo lo que hemos estado buscando lo habremos encontrado con ellos. Este tipo de colchones están formados por varias capas y si son gruesas, entonces su calidad habrá mejorado, aunque también el precio puede ser un poco más elevado.

No podíamos dejar de hablar de los colchones de muelles. Porque es cierto que se trata de uno de los tipos más básicos, conocidos por todos desde hace mucho tiempo. Pero lo cierto es que gracias al paso del mismo, han mejorado notablemente. Por lo que si el colchón está compuesto con ellos tienes que saber que serán más duros de lo que esperas. Puedes probar su comodidad, pero desde luego, nos seguimos quedando con los de dureza intermedia.

Qué se debe tener en cuenta para acertar con el colchón

Es cierto que, a veces no se puede decir que un tipo de colchón concreto sea el mejor o el peor. Porque hay que atender también a las necesidades de cada persona. Esto hace que los gustos personales también tengan mucho qué decir. A pesar de los dolores de espalda, es cierto que cada uno es un mundo y aunque no harán magia ante las dolencias, sí que puede que las minimicen en función de cada uno de nosotros. Partiendo de ello y de esos gustos más personales, hay otros detalles en los que siempre debemos fijarnos a la hora de hacer la elección correcta de nuestro colchón:

  • Los colchones de látex tienen firmeza media como los viscoelásticos. Por lo que ya hemos mencionado que siguen siendo de los grandes favoritos para poder sentirnos más cómodos y conseguir el ansiado descanso. 
  • También debemos atender a la altura del colchón. Porque es otro de los detalles básicos. Si es demasiado fino, correremos el riesgo de que no nos ayude en la comodidad. Por lo que siempre es mejor un poco más alto y denso.
  • No te olvides de la estructura donde irá colocado tu colchón. Es decir que una buena base para el mismo también hará mucho en el resultado final. Hoy en día el tema de los canapés son sin duda de las mejores opciones. Porque con ellos conseguiremos todavía más estabilidad pero sin notarlo tanto como pensamos. Por lo que nuestra espalda no se va a resentir lo más mínimo sino más bien todo lo contrario. 
  • Para las parejas, siempre es aconsejable que el colchón sea amplio, seguro que ya lo tienes en cuenta, pero es que se necesita libertad de movimientos y hay muchas personas que durante la noche se mueven demasiado. Por lo que el colchón también tiene que soportar dichos movimientos. 
  • El colchón no es algo eterno, más quisiéramos. Por lo que cuando veas que realmente se ha deformado un poco, no esperes mucho más para cambiarlo. Porque el cuerpo ya no se ajustará a dicha deformidad y el dolor puede presentarse antes de lo que esperamos. 

¡Seguro que ahora tendrás ya los pasos perfectos para decantarte por tu  nuevo colchón, sin pensarlo dos veces!

Comentarios