sábado 31/7/21

Los oídos, los grandes olvidados de la salud

unnamed (1)

Es a partir de los 50 años cuando se recomienda a todas las personas que nos hagamos un test auditivo para calibrar nuestro nivel de audición y como medida de prevención ante posibles pérdidas auditivas. Sin embargo, incluso posterior a esa edad, muchos ciudadanos desatienden los consejos (o nunca los oyeron) y solo visitan un centro auditivo cuando comienzan a padecer los síntomas de alguna de las diversas patologías relacionadas con los oídos. 

Solemos no prestarles demasiada atención, pero, en comparación con el resto de los sentidos, el oído se caracteriza por su extrema sensibilidad, lo que conlleva problemas auditivos y de equilibrio ante cualquier afectación negativa que interfiera en su condición.

¿Le damos la importancia que merece al cuidado preventivo de nuestros oídos? Mayoritariamente, no.

Así es el oído humano

Se diferencian tres áreas esenciales cuando hablamos del oído: oído externo, oído medio y oído interno.

Oído externo
El oído externo consta de dos partes: el conducto auditivo externo y el pabellón auricular.

  • El pabellón auricular es la parte exterior (denominada coloquialmente oreja) y se compone de piel y cartílago, al objeto de que tenga cierta rigidez. El hélix es la parte consistente del pabellón auricular y el lóbulo la parte inferior blanda.
  • El conducto auditivo externo es la parte comprendida entre el pabellón auricular y el tímpano. Este conducto pasa a través del hueso temporal. Dispone de glándulas productoras de cera y pelillos para frenar la entrada de micropartículas y gérmenes al interior del oído.

Oído medio
El oído medio es una cavidad cuya parte más exterior es el tímpano. Comunica con el oído interno a través de la ventana oval y la ventana redonda, y con la cavidad nasofaríngea a través de la trompa de Eustaquio. Dispone de tres huesos diminutos llamados martillo, yunque y estribo.
Oído interno
Ubicado en el interior del hueso temporal, dispone de un laberinto óseo que rodea a otro laberinto membranoso. El vestíbulo y los conductos semicirculares regulan el sentido del equilibrio y la cóclea permite la función auditiva propiamente dicha, transformando las ondas sonoras en impulsos eléctricos que llegan al cerebro a través del nervio vestíbulo-coclear.

¿Cuántas enfermedades auditivas conocemos?

La OMS (Organización Mundial de la Salud) estima que para el año 2050, una de cada cuatro personas a nivel global padecerá algún tipo de patología auditiva, una estadística significativa que pone de manifiesto la escasa preocupación que le damos los ciudadanos a la prevención auditiva, y también los riesgos auditivos a los que estamos expuestos diariamente y que, en muchos casos, obviamos voluntariamente por no considerarlos realmente peligrosos o nocivos. 

Hablamos de, por ejemplo:

- Exposición prolongada al ruido intenso

- Infecciones causadas por exceso de agua, limpiezas del tímpano demasiado bruscas o por virus o bacterias de boca, ojos o fosas nasales que quedan alojadas en la zona del tímpano

- Consumo prolongado de ciertos fármacos

- Envejecimiento 

Algunas como el paso de los años es incontrolable, pero el resto tienen que ver con nuestros hábitos, ambientes y entornos en los que nos movemos.

unnamed (2)

Algunos datos en España sobre las afectaciones auditivas reflejan numérica y gráficamente la magnitud del problema:

- El 8 % de la población sufre algún problema de audición que le afecta y condiciona a nivel social y laboral.

- Más de 1 millón de personas padecen discapacidad auditiva.

- 5 de cada 1000 niños nacen con pérdidas auditivas en diferentes grados. 

No hace falta acudir a ningún centro auditivo cercano a nosotros para reconocer las principales patologías que sufrimos cuando tenemos problemas de audición (ya sean dolores o la pérdida gradual de nuestra capacidad auditiva):

- Fatiga auditiva

- Pérdida auditiva bilateral

- Otitis

- Tinnitus

- Hiperacusia

- Misofonía

- Enfermedad de Ménière

- Síndrome de Usher

- Otosclerosis

- Perforación timpánica

- Síndrome de Pendred

Las más habituales, hiperacusia (pérdida auditiva progresiva), acúfenos (ruido en los oídos), pérdida auditiva bilateral (pérdida en ambos oídos y con el mismo grado), otitis (infección) y enfermedad de Ménière (líquido del laberinto presión muy alta, provoca vértigo y pérdida de equilibrio).

La importancia de los audífonos

Los audífonos para sordera salen al paso de muchas de estas patologías que estamos comentando. La evolución tecnológica que han experimentado permite ofrecer una solución personalizada y 100 % a medida a cualquier paciente que lo requiera. 

De hecho, estos últimos avances permiten eliminar prácticamente del todo el ruido de fondo que caracteriza a este dispositivo, aunque bien es cierto que ningún audífono logrará restablecer íntegramente la capacidad auditiva que se tenía anterior a la patología. El micrófono del audífono recibe el sonido y lo convierte en señal eléctrica. Esta señal es potenciada por el amplificador, que la envía al auricular y aquí la señal eléctrica se vuelve a transformar en sonidos.

Los asociamos a gente mayor, y con razón, pero no son exclusivos de este segmento poblacional. La pérdida auditiva hereditaria está en torno al 40-50 % de los casos de pérdida auditiva por envejecimiento. Y también en torno al 40 % de las personas mayores de 65 años sufre en la actualidad presbiacusia (pérdida auditiva por envejecimiento).

Audífonos para sordos (como se le llaman coloquialmente) le cambian, literalmente, la vida a las personas con patologías auditivas que les están llevando a quedarse total o parcialmente sordos. Además, en la actualidad disponen diferentes accesorios para responder más precisamente a las necesidades de su portador (ej. integración con teléfono móvil vía app o mandos a distancia para mayor autonomía).

Beneficios personales 

Con la utilización de un audífono, la persona con problemas auditivos ganará:

- Confianza en sí mismo

- Comodidad en entornos sociales

- Más tranquilidad y menos frustración

- Felicidad

Centros auditivos como Audiotek son especialistas en salud auditiva y trabajan con las principales marcas del mercado para proveer del mejor servicio al paciente. 

Comentarios