martes 27/7/21

¿Qué es el cannabidiol y para qué sirve?

Desde hace ya algún tiempo, el cannabidiol o CBD se ha convertido en uno de los componentes más nombrados y utilizados por las personas dentro del continente europeo, pero no todos tenemos claro qué es exactamente, de dónde proviene y para qué sirve
gotas canabis

Pensando en esto, he decidido hacer este post informativo para que no tengas ningún tipo de duda y una vez que tengas claros todos sus beneficios, no dudes en ponerte en contacto con Laboratorios Naturicious especializados en CBD. Ya que se encargan de distribuir el cannabidiol en todas sus presentaciones. 

¿Qué es el CBD?

El cannabidiol o también conocido como CBD, no es más que un químico que está presente en el Cannabis sativa, este es el nombre científico de la planta que todos conocemos popularmente como “marihuana”. 

Esta planta es muy interesante, ya que también contiene una serie de compuestos que tienen efecto psicoactivo, es decir, estos compuestos son capaces de alterar o modificar el estado de ánimo de los individuos

Dentro de esos compuestos que causan algún tipo de alteración tenemos el delta-9-THC, el CBN o cannabidiol, que es del que hablaré hoy, además del delta-8-THC. Sin embargo, el componente que más abunda en la planta es el delta-9-THC, siendo este el encargado de brindar la sensación de “viaje” que manifiestan las personas que utilizan esta planta con fines recreativos. 

Mientras que el CBD, aunque es un compuesto que se caracteriza por ser psicotrópico, ya que actúa en el sistema nervioso central de las personas, este no causa los efectos psicoactivos que genera el THC. Es más, este componente se encarga de minimizar los efectos psicotomiméticos que este otro componente produce. 

Es por eso que al CBD se le han otorgado y reconocido una gran cantidad de beneficios en el área terapéutica y en el tratamiento de síntomas y enfermedades. 

¿Para qué sirve el CBD o Cannabidiol?

El cannabidiol se utiliza con más frecuencia para tratar el trastorno convulsivo que se conoce como epilepsia, para tratar la ansiedad, el dolor, el trastorno muscular, que se conoce con el nombre de distonía, la enfermedad de Crohn, enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, el Parkinson y la Esclerosis Múltiple, las dependencias químicas, la ansiedad, la psicosis, el trastorno de espectro autista, enfermedades inflamatorias crónicas como la poliartritis crónica, enfermedades inflamatorias intestinales, como acompañamiento de la quimioterapia y en tratamientos antitumorales.

Y además, dentro de sus propiedades terapéuticas tenemos que actúa como un gran antiinflamatorio, tiene efectos analgésicos, es neuroprotector, es anticonvulsivante, antioxidante, anti-náusea y antiemético, antitumoral, ansiolítico, antipsicótico, ayuda a reducir el apetito por la heroína, la cocaína y el alcohol y es inmunomodulador. Y es gracias a todas estas propiedades que se puede utilizar para combatir todas las enfermedades antes mencionadas. 

¿Cómo funciona el CBD?

Como ya te he mencionado antes, el cannabidiol es un componente químico que contiene efectos antipsicóticos, y a pesar de la gran cantidad de estudios a los que se ha sometido, no se ha podido identificar el por qué de este efecto. Pero sí que se ha comprobado que el cannabidiol es capaz de impedir dentro del cerebro la descomposición de un químico que se relaciona con la sensación del dolor, con el estado de ánimo y la función mental del individuo.

Esto quiere decir que se ha comprobado que al evitar que este químico se descomponga, y sobre todo, al aumentar su nivel en la sangre, se obtienen una serie de beneficios que ayudan a disminuir los síntomas psicóticos que han sido asociados a lo largo de los años con condiciones tales como la esquizofrenia. 

Incluso se está estudiando la posibilidad de lograr que el cannabidiol pueda bloquear los efectos psicoactivos que genera el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC). 

¿Cuáles son los efectos adversos del CBD?

Se ha comprobado que dentro de los efectos adversos que puede generar el CBD pueden presentarse: 

  • sensación de cansancio.
  • Somnolencia.
  • sequedad de boca.
  • Cefaleas.
  • Mareos.
  • Disminución del apetito. 

Si llegas a tener alguno de estos síntomas, lo único que tienes que hacer es parar la dosis terapéutica que te ha sido indicada, ya que los síntomas desaparecerán al suspender la administración. Y por supuesto, tienes que consultar a un especialista. 

Interacciones del CBD

No se puede administrar si el paciente consume cualquiera de estos medicamentos, ya que puede causar daños serios: 

  • Clobazam (Onfi), si se combinan ambos químicos aumentarán los efectos secundarios del clobazam.
  • Valproato, la combinación de ambos puede causar lesión hepática.

Dentro de los daños moderados, tenemos que no se puede combinar con: 

  • Brivaracetam (Briviact)
  • Eslicarbazepina (Aptiom)
  • Everolimus (Zostress)

No se puede combinar con ninguno de estos medicamentos, porque el CBD impide que el cuerpo los deseche de la forma correcta y puede llegar a aumentar la manifestación de los efectos secundarios de los mismos. Así que no te automediques, ve a un especialista para que te indique si te conviene o no utilizar este químico. 

Comentarios