domingo 5/12/21

Consejos para llevar la lactancia materna de la mejor manera posible

La lactancia materna es un momento muy especial entre madre e hijo, en el que se establecen y fortalecen los hilos que los unen, pero también supone un sobreesfuerzo que en ocasiones puede ser bastante considerable

familia

Para ello vamos a daros una serie de consejos para llevar la lactancia materna de la mejor manera posible, aumentando sus ventajas y disminuyendo las molestias.

Los extractores de leche para la lactancia materna

El sacaleches es uno de los imprescindibles durante la lactancia materna, y si optamos por el sacaleches eléctrico Philips Avent, mucho mejor todavía, ya que se trata de un aparato muy efectivo, de gran calidad y un precio ajustado que se ha convertido en uno de los más apreciados por millones de mamás a lo largo de todo el mundo.

De entre las razones para utilizar el sacaleches materno, podemos destacar:

  • Es útil para extraer la leche sobrante.
  • Ideal para los momentos en los que la madre no puede estar junto al bebé todo el tiempo.
  • Se trata de un aparato muy fácil de utilizar que permite sacar la leche y después darla al bebé con biberón.
  • Permite estimular la lactancia en caso de baja producción.
  • Se utiliza también en los casos en los que el bebé no consigue prenderse al pecho.
  • Y finalmente, también es un sistema que se utiliza con la intención de donar leche materna a bebés que no pueden beber de sus madres.

Como podemos observar, se trata de un aparato que vale la pena que ya esté en casa cuando llegue el bebé, ya que nos va a aportar interesantes ventajas y comodidades así como mejorará la seguridad de nuestro pequeño.

Aprende a adaptarte al ritmo de tu bebé

Por norma general, en las primeras semanas de maternidad, tendrás que dar el pecho cada dos o tres horas.

Sin embargo, es importante que aprendas a adaptarte a su ritmo, y entiendas los signos que indican que tiene hambre, cómo mover los labios, chupar cosas, estar inquieto, etc.

De igual manera, lo ideal es que mame de uno de tus pechos durante aproximadamente un cuarto de hora, hasta que quede vacío.

Posteriormente, haz que eructe y pásalo al segundo pecho si sigue teniendo hambre.

Si ves que sólo consume uno de los pechos, el otro lo puedes vaciar con el sacaleches o extractor de leche.

Disfruta de una vida más saludable

Recuerda que lo que tú comes, lo come también tu hijo, de manera que es ideal que aproveches para una vida más equilibrada y saludable.

Aumenta el consumo de frutas y verduras, bebe mucho líquido, no fumes, descansa bien y no tomes medicamentos salvo si son prescritos por el médico.

Te ayudamos a que mantengas una higiene correcta de tus pechos

No es recomendable lavar con agua y jabón los pezones antes y después de dar el pecho.

De hecho, lo mejor que podemos hacer para que no se agriete el pezón, es extender la última gota de leche para cubrirlo completo y dejar que seque de forma natural.

Si sigue saliendo, podemos utilizar discos de lactancia para secar, y tan sólo nos ducharemos una vez al día, reduciendo la cantidad de jabón o limpiadores que utilizamos sobre los pezones.

Anima al resto de la familia a participar en la experiencia

Decíamos que la lactancia es un momento fantástico para fortalecer los lazos madre e hijo, pero también es ideal para que toda la familia colabore en la experiencia, estableciendo una mayor unión y compartiendo un momento muy importante de la vida de todos.

El objetivo de estos consejos es el de convertir la lactancia materna en algo para recordar, una experiencia enriquecedora que, además, actúe de nexo entre todos los miembros de la familia, consiguiendo que todo sea mucho más liviano y por supuesto agradable.

Comentarios