martes 11/5/21

Estrella Digital

Salud y bienestar

Consejos indispensables para una madre joven y primeriza

La decisión de tener un bebé le sorprende por la mañana de un día que parecía ser igual a los demás. Ser una madre primeriza, al menos desde el punto de vista previo, es una bendición 

Consejos indispensables para una madre joven y primeriza.

La sensación de que la vida va a cambiar radicalmente puede ser placentera o hasta contraproducente, según las perspectivas propias y las de la pareja. A pesar de toda esa conjetura, ser madre es una de las experiencias irrepetibles de la existencia humana y disfrutar de ella en todos los sentidos, más que una obligación, es un deber para con la felicidad plena.

El periodo previo y durante el embarazo puede traer problemas que es necesario resolver. Algunos pueden ser tratados antes para evitar que los nueve meses más disfrutables no resulten agobiantes en algún momento, más allá de antojos y vómitos esporádicos. También, después del nacimiento del primogénito, hay que estar preparados en todo lo que un bebé pueda requerir, desde lo elementalmente fisiológico, hasta lo que le comenzará a dar una identidad, un lugar en este nuevo mundo.

El cuidado dental antes, durante y después del parto

De la mano de los expertos de los Algodones Dentists, ubicado en Los Algodones, Mexico, se promueven comportamientos óptimos para que la salud bucal no interfiera y pueda obstaculizar la salud del bebé, bien sea por distracciones a la madre, o por incidencia directa en el proceso de gestación. Así, Algodones Dentists, recomienda algunos pasos para que los dientes sirvan sólo para sonreír a flor de piel por la alegría del bienvenido.

Si el bebé ha sido planificado, cosa que es por demás recomendable, es obligatorio que la madre realice una limpieza bucal completa, asistiendo de forma inmediata al odontólogo de confianza. Se recomienda además que no utilice anestésicos y otros componentes que pudieran interceder en la gestación normal, si es que por cualquier razón va al consultorio odontológico cuando la pancita ya está formando una estrella.

Sumando el embarazo más el periodo de lactancia materna, hay casi 2 años completos. En ese periodo, el 90% de las madres descuida un poco su salud bucal. Si no fueron al odontólogo luego, los problemas pueden tornarse muy graves.

Evitar la caída del cabello después del parto

Los cambios hormonales tan bruscos que se producen en el cuerpo de la mujer cuando se está embarazada, hacen que se produzcan movimientos intensos en todos los ámbitos. Uno de los más afectados es el cabello, bien sea positiva o negativamente.

La época del embarazo es para muchas mujeres, la mayoría, un momento en el que el cabello parece una melena felina, hermosa en color, brillo y dureza. Esto ocurre porque la secreción de estrógeno durante el embarazo se duplica o triplica, lo que mantiene al cabello en una fase de crecimiento constante. El estrógeno, normalmente y fuera del embarazo, hace que el cabello se fije al cuero cabelludo y crezca, sin prisa pero sin pausa. En el embarazo, con un estrógeno en triple dosis, el cabello parece un efervescente capilar, que irradia belleza por ahí a donde va, haciendo juego con la panza.

Sin embargo, una vez termina el tiempo del embarazo, el estrógeno detiene su proceso de triple o doble dosis, y todo vuelve a la normalidad. A algunas les sigue manteniendo el cabello espectacular. A la mayoría de las chicas, no obstante, se les cae el cabello abruptamente.

Forma 1: anticipándose al hecho

Un par de meses antes de la concepción del bebé, sobre todo si se está planificando tenerlo, es conveniente hacer un buen tratamiento con productos de peluqueria de calidad. Para conseguirlos, basta clicar en páginas como hairbeautyfactory.com, experta en cosmética profesional.

De esta forma, el cabello tiene mayores ventajas de permanecer rígido y fuerte ante la tempestad postparto que siempre se le presenta. Por norma general, y es algo que depende sólo del carácter biológico, el cabello se caerá después del parto. Pero con un tratamiento profesional previo, se puede reducir hasta en un 80% el cabello que se caiga tras dar a luz, y esa cantidad sí que interesa.

Forma 2: utilizando extensiones hasta la recuperación

Si ya el barco del embarazo zarpó y la chica está dentro de él, también puede hacer algo para evitar que se note a flor de piel que el cabello ha comenzado a caerse tras dar a luz. Durante el embarazo es recomendable no usar, en lo absoluto, productos químicos fuertes e intrusivos, como los cosméticos de la peluquería. Por lo tanto, las extensiones de pelo natural cobran una importancia vital.

Para las que nunca han usado, las extensiones de clip pueden ser la mejor opción, puesto que son fáciles de colocar sobre el cabello real. Aunque esto no elimina el problema real, que como se mencionaba depende de las características biológicas únicas e intransferibles de cada mujer, sí deja oculta la caída notoria del cabello para las demás personas. Y que conste que muchas personas querrán ver a la madre, y al bebé, y lucir bella en todo momento no es opcional.

Tener a la mano lo necesario para el bebé

www.mipeluche.es es una web novedosa donde se pueden encontrar regalos originales para bebés. Tanto la propia madre, como los allegados o el padre, pueden comprar canastillas para bebés en MiPeluche.es, para que salir de la clínica u hospital no resulte menos que elegante y único. Tener un primer bebé amerita tales cuidados y mimos.

A la hora de tener un bebé, y cuando ya falta poco tiempo para dar a luz, contar con todo lo necesario para su venida es una responsabilidad enorme. Desde la ropa, su primera ropa, hasta las canastillas para cargarlo a todos lados hasta que se acostumbre al cochecito, son artículos que pueden encontrarse en esa tienda online. Si alguien se ofreció a comprarlo, no está de más recomendarle esa web, con un abanico de ofertas muy jugosas.

La leche materna, esa obligatoriedad

Durante un tiempo no desdeñable la leche materna se asoció con la caída del cabello y con los problemas bucales de la madre, justificando la pérdida de minerales con la lactancia. Aunque todavía algunos mitos siguen corriendo de boca a boca, es reseñable que la leche materna es el alimento más importante para el desarrollo primario de un bebé.

A no ser que por problemas hereditarios o enfermedades como la mastitis, la madre no pueda alimentarlo, es obligatorio hacerlo. Suprimir la lactancia materna, y reemplazarla por alimentos de producción sintética, es un error en el que caen muchas madres noveles.

Comentarios