lunes 17/1/22

Cómo adelgazar gracias a la grasa parda

La grasa está considerada en la actualidad como un gran enemigo a la salud debido a la alta tasa de obesidad y sobrepeso que sufre occidente. No obstante, es necesaria para cumplir varias funciones fisiológicas. Por otro lado, hay que tener en cuenta que existe un tipo de grasa, la parda o marrón, que cuando se activa ayuda al organismo a mantenerse en un peso saludable

dieta

Antes de comenzar a hablar de la grasa parda, cabe distinguirla de la denominada grasa blanca, aquella que se acumula en diferentes partes del cuerpo y que es la responsable de los antiestéticos michelines.

En cambio, la grasa parda quema grasa blanca para mantener la temperatura corporal cuando hace frío. Activar este tipo de grasa, mediante un proceso que se conoce como termogénesis, hace que se quemen calorías e incluso evita la aparición de ciertas enfermedades. Las siguientes líneas van dedicadas a la grasa parda y cómo se puede utilizar para adelgazar, no obstante, se puede ampliar información en este artículo que aporta datos realmente interesantes.

¿Qué es la grasa parda?

La grasa parda es un tipo de grasa corporal que se activa cuando el organismo siente frío. Casi todos los mamíferos, entre los que se incluye al ser humano, la tienen, aunque en diferentes cantidades.  Cuando este tejido adiposo marrón se activa, genera calor para mantener la temperatura corporal.

¿Cómo puede utilizarse para adelgazar?

Se utiliza para adelgazar porque para producir ese calor usa la grasa corporal normal, denominada blanca, que es la más común y la responsable del sobrepeso y la obesidad.

Por este motivo, la grasa parda o marrón se conoce como la grasa buena, ya que aumenta el gasto energético y ayuda a combatir el sobrepeso. Esta grasa ha despertado el interés de los científicos, se han llevado a cabo diferentes estudios para ver cómo se puede aplicar para futuros tratamientos contra la obesidad. Mientras tanto, ahora que viene el frío, todo el mundo puede aprovechar para quemar calorías sin esfuerzo, al tiempo que se ahorra la calefacción.

Como cabe suponer, no se trata de pasar un exceso de frío que lleve a caer enfermo, pero sí el suficiente para activarla. Basta con no ir abrigado en exceso y tener una leve sensación de frescor.

Últimas noticias sobre trasplantes de grasa parda

La obesidad es la gran pandemia del siglo XXI, la que tiene en jaque al sistema sanitario por las muchas enfermedades que están relacionadas directamente con ella. En este sentido, el coste de la obesidad al gasto sanitario estatal es de un 7 %, alcanzando la cifra de 2.880 millones de euros anuales.

Afortunadamente, la ciencia avanza a buen ritmo y dirección para alcanzar nuevas soluciones con las que frenar este aumento de sobrepeso y obesidad en la población. Sistemas innovadores como los transplantes de grasa parda y la utilización de la inteligencia artificial para el estudio de la microbiota intestinal y lograr una medicina personalizada de precisión, comienzan a dar excelentes resultados.

Beneficioso para combatir la diabetes

El tejido adiposo es uno de los órganos más grandes del organismo humano y parece ser que una de las soluciones futuras para poner freno a la obesidad pasa por centrar los estudios en la grasa parda o marrón. Por un lado, quema nutrientes para producir calor, gastando las calorías que sobran, e incluso sería efectivo para la diabetes, ya que drena el exceso de glucosa en sangre para mantener la termogénesis.

El problema es que las personas diabéticas y con sobrepeso tienen disminuida esa capacidad de la grasa parda. En este sentido, tal y como explica Laura Herrero, profesora del Departamento de Bioquímica y Fisiología de la Universidad de Barcelona e investigadora del Ciber de Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CiberOBN): «apostamos por el trasplante de tejido adiposo marrón, es decir, generar, a partir de células madre de dicha grasa, adipocitos trasplantables, funcionales y con un elevado poder de quemar calorías como terapia contra la obesidad y la diabetes».

La Inteligencia Artificial, la otra gran esperanza contra la obesidad

La Inteligencia Artificial aplicada al estudio de la microbiota intestinal de forma personalizada para perder peso es el otro gran reto que pone sobre la mesa la ciencia. Los estudios científicos han demostrado que los microorganismos que habitan en el intestino de los pacientes con obesidad son diferentes a quienes tienen un peso normal, influyendo en las características propias de la microbiota.

Como existen miles de variables, la clave del éxito para realizar una dieta personalizada para cada paciente que sea realmente efectiva pasa por usar la Inteligencia Artificial para descifrar toda la información que aporta cada microbioma. Así lo explica Isabel Moreno-Indias, profesora de la Unidad de Gestión Clínica de Endocrinología y Nutrición del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima), e investigadora del CiberOBN.

Investigadores internacionales están participando conjuntamente para buscar patrones que permitan clasificar a los pacientes según las características de su microbioma. Utilizando esta información, se puede determinar cuáles son los mejores alimentos para su salud, para combatir su obesidad, así como para prevenir la aparición de enfermedades.

Comentarios