viernes 16/4/21

Estrella Digital

Los alergólogos advierten que los pacientes sean vigilados tras recibir la vacuna

En personas con inmunosupresión u otras alteraciones de la inmunidad, según Facme, pueden vacunarse teniendo en cuenta que la formación de anticuerpos no sea tan efectiva y por lo tanto deberán extremar las medidas de prevención

vacuna 4

El Comité de Alergia a Medicamentos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic) recomendó este martes que los pacientes que han tenido reacciones graves con medicamentos y/o alimentos sean vigilados por personal sanitario entre 15 y 45 minutos tras recibir la vacuna frente a la Covid-19.

La Seaic explicó que esta vigilancia será de 15 minutos, como se define en ficha técnica para la población general. Se aumentará a 30 minutos para los que padecen alguna enfermedad alérgica común como polinosis, rinoconjuntivitis, alergia a alimentos o alergia a medicamentos.

Este tiempo se podría incrementar a 45 minutos en el caso de tener antecedentes personales de alergia grave (anafilaxia), alergia grave a otras vacunas o mastocitosis.

Además, los alergólogos advirtieron de que las reacciones alérgicas que pueden aparecer tras la administración de una vacuna dependerán de la composición de la misma (del principio activo y los excipientes que las conforman). En general, las vacunas frente a los virus pueden variar en su composición tanto en el principio activo, como en sus excipientes.

A este respecto señalaron que la vacuna de Pfizer frente a la Covid-19 no presenta, por lo tanto, más contraindicaciones en los pacientes alérgicos que en cualquier otra persona de la población general.

CONTRAINDICACIONES

Como contraindicaciones figuran de forma absoluta solamente aquellos sujetos que han sufrido reacciones alérgicas previas a sus componentes o aquellas que hayan presentado reacción grave con la primera dosis de vacuna frente al coronavirus. Destacan, en este sentido, que la alergia a estos excipientes es muy poco frecuente en la población general.

En cuanto a la vacunación frente a la Covid-19 durante el embarazo y la lactancia, la Seaic señaló que, según indica la Federación de Asociaciones Científico-Médicas (Facme), no existen estudios de seguridad en embarazo y lactancia, pero dado que se trata de una fracción de ARN y no de virus viable, podría administrarse en madres lactantes que forman parte de personal de riesgo, como sanitarias, por ejemplo. En el supuesto embarazo entre la primera y la segunda dosis, se recomienda no administrar la segunda dosis.

En cuanto a la enfermedad moderada o grave descompensada, como pudiera ser fiebre, crisis de asma, GE (gastroenteritis eosinofílica), descompensación de la diabetes, una vez estabilizada la situación podrían recibir la vacuna.

En personas con inmunosupresión u otras alteraciones de la inmunidad, según Facme, pueden vacunarse teniendo en cuenta que es posible que la formación de anticuerpos no sea tan efectiva y por lo tanto deberán extremar las medidas de prevención.

Del mismo modo, el Angioedema Hereditario y otras formas de angioedema no constituye un riesgo para presentar un efecto secundario con la vacuna contra la Covid-19, y se puede administrar en todos los pacientes con angioedema, independientemente del tratamiento que tomen por esta causa.

En el caso de las personas con mastocitosis, aquellas con pretratamiento con antihistamínico H1 deben ser vigiladas una hora antes y 45-60 minutos después en el centro sanitario, independientemente del tratamiento que esté realizando para la mastocitosis.

Los alergólogos añadieron que si el paciente ha recibido otra vacuna, se recomienda un intervalo mínimo entre 7 y 10 días hasta recibir la primera dosis de vacuna frente a la Covid-19. Una vez iniciada la vacunación, si es posible, se recomienda no iniciar otras vacunas y posponerlas hasta pasados otros 7 a 10 días tras la segunda vacunación frente a la Covid-19.

Comentarios