martes 26/10/21
Salud y bienestar

Afecciones típicas de septiembre y cómo afrontarlas

Apurar las vacaciones, preparar la vuelta a clases o al trabajo, retomar hábitos propios de la temporada, marcarse nuevos objetivos… Todo es sinónimo de septiembre, y puede llevar asociado ciertas indisposiciones

GTRES
Afecciones típicas de septiembre y cómo afrontarlas.

El síndrome o estrés postvacacional es del que más se habla. En 2015, un estudio de Adecco reveló que el 30% de los españoles sufre esta falta de energía, esa ausencia de motivación o la sensación de tristeza que le caracteriza.

La transición de esos días de descanso y esparcimiento a la vuelta a la rutina puede afectar a cualquiera, más aún a quienes deban desarrollar su trabajo en entornos poco propicios: donde los jefes que no son buenos líderes, hay relaciones tóxicas entre compañeros, las tareas son repetitivas, etc.

Es bueno recopilar, año a año, los consejos útiles que eviten que el síndrome postvacacional acabe por superarnos. Lo ideal sería poder repartir las vacaciones en dos periodos vacacionales para que la interrupción no sea tan severa pero, si no es posible, hay que valorar volver de las vacaciones unos días antes para plantearlo todo y adaptarse al que será el ritmo habitual. Por ejemplo, los horarios.

Ha de concienciarse de que la vuelta al trabajo debe ser gradual. No se puede dar salida el primer día a todo lo que quedó por hacer o ha sido encomendado para la reincorporación. El ritmo se recuperará pronto, hay que darse tiempo, al menos, un par de días. La comunicación fluida y la buena relación con los compañeros es fundamental para despertar la empatía, para pedir ayuda si es necesario.

Eso como base pero, entre los pequeños trucos que funcionan, están el tratar de no volver siempre un lunes, con toda la semana aún por delante. Puede hacerse muy cuesta arriba.

La sequedad y otros problemas de la piel

La piel seca puede deberse a varias causas pero, en verano, agentes como el calor, la brisa, el cloro o la sal pueden dejar notar sus efectos. Aunque las buenas costumbres se suelen relajar en vacaciones, no se debe salir, al menos, sin protección solar. Ni tardar un solo día en someter la piel a mejoras cuando terminen los días de descanso.

Eucerin, por ejemplo, recomienda basar la pauta diaria del cuidado facial en cuatro pasos: limpiar, tonificar, cuidar y proteger. Por la mañana, la limpieza elimina el sebo que la piel produce mientras se regenera durante la noche, por lo que está recomendada. Más aún si se acompaña del uso de un tónico, que elimina restos de limpiador y restablece el pH. Otras cremas y concentrados tienen componentes activos útiles si se está siguiendo un tratamiento especial, sin olvidar la protección solar.

La rutina de noche también incluye la limpieza, tonificación y el cuidado especial que se esté siguiendo, y se recomienda una crema hidratante para nutrir.

En cuanto a productos, lo ideal es que se usen los basados en ingredientes naturales cuyos beneficios han sido ampliamente contrastados. Ibizaloe, la tienda de aloe vera online, usa el mejor aloe vera en su amplio catálogo de productos.

Puesta a punto de la boca

Por aquello de los hábitos relajados, la boca también sufre durante el verano. Lo ideal, ya sabemos, es cepillarse los dientes después de cada comida, con suavidad, de arriba a abajo y durante, al menos, tres minutos. Conviene usar con frecuencia hilo dental y enjuagues bucales.

La visita al dentista se debería producir, como mínimo, una vez al año, en caso de que no haya ninguna emergencia. Las limpiezas dentales son muy útiles para eliminar el sarro acumulado. Y, por supuesto, todo debe completarse con comer bien y no abusar de alimentos como el café, el té o el azúcar, ni tampoco del alcohol o el tabaco.

Un centro como la Clínica Dental Villa de Odón – Dentista se ocupa de prestar los servicios básicos que todo paciente necesita, incluyendo los empastes dentales y el blanqueamiento dental.

La cistitis también requiere vigilancia

La cistitis se produce por infecciones bacterianas en la parte baja del tracto urinario, siendo el Escherichia coli el agente que lo causa con más frecuencia. Tiene mayor incidencia entre las mujeres, de forma que muchas de ellas lo han sufrido o sufrirán a lo largo de sus vidas. Y es que los hombres, además de tener la uretra más larga, segregan a través de la próstata una sustancia que previene la formación y ascenso de microorganismos.

Se caracteriza por una micción (acción de orinar) dolorosa, además de un aumento de estas y de la sensación de tener que ir al baño. El dolor persiste incluso cuando no se están orinando, y en ocasiones puede aparecer sangre en la orina y fiebre.

Los casos de cistitis suelen aparecer en verano porque el sudor y el agua de playas y piscinas favorece la humedad en la zona, lo que promueve la aparición de micoorganismos. La web www.remedioscaserosparalacistitis.com propone remedios caseros para la cistitis.

Cuando se trata de un caso complicado, el médico puede recetar antibióticos para la eliminación de microorganismos, que además alivian los síntomas y previene que empeore.

Hora de retomar hábitos saludables

Seamos realistas, si ya cuesta eso de comer bien y hacer ejercicio físico a diario  más aún en vacaciones, cuando todo el mundo siente que merece darse un capricho, hacer lo que verdaderamente le gusta y desconectar de todo lo que considera obligación, aunque se trate de su salud. A la vuelta, sin embargo, se ha de terminar las excusas.

La falta de forma puede ser un problema, pero nada que no se solucione de forma gradual. Si se trata de algo más específico, como problemas en los pies de supinadores o pronadores, lo mejor es hacerse con el mejor equipamiento, con el mejor calzado supinadores.

Si hasta ahora eso de ejercicio ha causado pereza y ha sido inconstante, nada mejor que incluir esta vieja meta en los objetivos de septiembre. Los gimnasios vuelven a su plena actividad y suelen lanzar ofertas atractivas, y clubes públicos y privados retoman también con las pilas cargadas.

Hay que motivarse. Plantearse un objetivo, buscar uno o varios compañeros, variar actividades para no aburrirse y quedarse siempre con los positivo de lo que se haya hecho, sirve para no dejar de intentarlo.

Comentarios