jueves 28/1/21

Urkullu aspira a que todos compartan en Euskadi una crítica al pasado y a ETA

Uno de los objetivos del lehendakari, Iñigo Urkullu, para este curso político, el último de la legislatura en Euskadi, es lograr una "reflexión crítica global sobre el pasado" que incluya "explícitamente la violencia de ETA" y que sea compartida "por primera vez por todas las fuerzas políticas" vascas

Esta es una de las iniciativas que Urkullu tiene previsto poner en marcha y que desgranará en el pleno de política general del próximo viernes en el Parlamento Vasco, cuyas líneas fundamentales ha adelantado este martes el Gobierno autonómico.

Dicha crítica al pasado se enmarca en la estrategia vasca para la convivencia y los derechos humanos, ámbito en el que Urkullu quiere seguir avanzando "en la ampliación de espacios constructivos y participativos de consenso en materia de memoria, así como de reconocimiento y reparación de víctimas".

El Ejecutivo vasco también seguirá impulsando una educación y una cultura para la convivencia y los derechos humanos, con "vocación preventiva ante el futuro" y sus retos emergentes.

En materia de autogobierno, el lehendakari ambiciona "un nuevo futuro" en el que además de reconocer el camino ya recorrido, gracias al cual se han alcanzado "las cotas de bienestar, calidad de vida y confianza institucional más elevadas" de la historia de Euskadi, se siga "reclamando el cumplimiento íntegro" del Estatuto de Gernika, reivindicación que cuenta con "un amplio respaldo institucional".

Ha recordado que en enero de este año el Gobierno central aprobó por primera vez un calendario para el traspaso de las transferencias pendientes y ha recalcado que "el futuro del autogobierno pasa por la recuperación del espíritu de pacto, el mutuo reconocimiento y la bilateralidad" con el Estado.

Para seguir avanzando hace falta a su juicio ampliar el acuerdo interno en Euskadi, de ahí el trabajo de la ponencia parlamentaria de autogobierno, que sigue su curso.

Anunciará la aprobación de un proyecto de ley para erradicar la violencia contra las mujeres, así como el anteproyecto de ley de Educación, base del sistema educativo vasco.

También pretende modernizar las infraestructuras tecnológicas, desarrollar el Plan de Digitalización y ampliar las ayudas destinadas a impulsar la creación cultural.

Apoyar a la empresa, ganar competitividad en la industria, abrir Euskadi al mercado global e innovar son según Urkullu el camino para mejorar la economía vasca. 

Comentarios