miércoles 01.04.2020

Sánchez aboga por el diálogo con Cataluña para dejar atrás la vía judicial

El candidato a la investidura, Pedro Sánchez, ha subrayado este sábado que el diálogo es "la única vía posible" para resolver el "conflicto" catalán y ha señalado que dicho diálogo debe estar "amparado" por la Constitución para dejar atrás la vía judicial

Sánchez aboga por el diálogo con Cataluña para dejar atrás la vía judicial

"Abramos un diálogo honesto amparado por la seguridad que otorga nuestro marco legal", ha dicho Sánchez en su discurso de investidura, en el que ha considerado que hay que dejar atrás la "judicialización del conflicto" y "retomar la senda de la política".

El presidente del Gobierno en funciones ha insistido en que es necesario recomenzar y retomar ese diálogo en el momento en el que "los caminos se separaron" y en que "los argumentos" de unos y otros "dejaron de escucharse".

"Retomar la senda de la política, dejar atrás la judicialización del conflicto", ha señalado Sánchez, que cree que las próximas generaciones merecen vivir en "un país unido en su diversidad, no fracturado y confrontado".

Ha considerado "innegables" los distintos sentimientos que hay en Cataluña y ha reconocido que en los últimos años ha habido un "abandono" e "incapacidad" por resolver este conflicto, que también ha justificado por las "debilidades y desgastes del sistema autonómico" que hay que "corregir".

"Hoy existe en un sector amplio de la población catalana un sentimiento de agravio respecto de las instituciones centrales... Existe otro sector igualmente amplio de la población catalana que se siente ignorado o tratado injustamente por las instituciones de su propia tierra. Y existe, en otros puntos de España, un rechazo a las acusaciones que vierten algunos líderes independentistas sobre la España Constitucional. Yo me incluyo entre ellos", ha resumido.

El presidente en funciones se ha mostrado convencido de que los españoles quieren que se superen las "tensiones territoriales" y ha considerado que "la clave de la cohesión consiste precisamente en compatibilizar sentimientos diversos bajo unas mismas reglas de respeto".

Asimismo, el candidato a la investidura ha recordado que la de Cataluña es una "crisis heredada" que el PSOE asume con "lealtad constitucional y responsabilidad institucional" para "devolver a la política un conflicto político" y "dejar atrás la deriva judicial que tanto dolor y fractura ha causado".

Y ha pedido a todos los partidos "arrimar el hombro para reconstruir la cohesión dañada" en torno a una propuesta de España diversa.

Sánchez ha reconocido el valor de los símbolos pero ha puesto el acento en que, en su opinión, el patriotismo consiste en "la recuperación del bien común" y en que es lo público lo que une y vincula a la sociedad.

Y ha apelado asimismo al diálogo entre todas las fuerzas para resolver otros problemas que afectan a los ciudadanos y que "no distinguen entre izquierdas y derechas".

"No pediremos a nadie que renuncie a sus principios, solo que renuncien a su sectarismo", ha asegurado Sánchez, que ha señalado "la injusticia, el odio y el fanatismo" como los enemigos del futuro Gobierno. 

Comentarios