miércoles 28/10/20
Autonomías

Preocupantes datos en Aragón, La Rioja y Navarra en esta segunda ola de la pandemia

Así lo especifica la actualización del Plan de Respuesta Temprana, que contempla indicadores comunes para evaluar la situación de la pandemia del Covid-19

El Ministerio de Sanidad ultima junto a las comunidades autónomas una actualización del Plan de Respuesta Temprana ante la segunda ola de la pandemia con indicadores y medidas comunes a aplicar en toda España, que calificaría de riesgo extremo a Madrid, Castilla y León, La Rioja, Navarra, Aragón y la ciudad autónoma de Ceuta.

Con este documento se adopta un plan homogéneo en toda España con indicadores concretos.

El plan contempla indicadores básicos comunes para evaluar la situación de la pandemia del coronavirus en los distintos territorios, así como actuaciones de respuesta conjuntas en función de distintos niveles de alerta.

En el bloque relativo a la evaluación del nivel de transmisión, destacan indicadores como la incidencia acumulada (IA) de casos diagnosticados en 14 días por cada 100.000 habitantes. Se considera nueva normalidad si estos se sitúan por debajo de los 20; de bajo riesgo si están entre 20 y 50; de riesgo medio si se sitúan entre 50 y 150; riesgo alto entre 150 y 250; y riesgo extremo si sobrepasan los 250. Sin embargo, las cifras varían si se refieren a casos de más de 65 años confirmados, ya que se mantienen los indicadores de nueva normalidad y bajo riesgo, pero el riesgo medio se sitúa entre 50 y 100; el alto, entre 100 y 150; y el extremo es por encima de los 150.

En el caso de hospitalización por casos de la Covid, el borrador establece la nueva normalidad por debajo del 2%; el bajo riesgo entre el 2 y el 5%; el riesgo medio entre el 5 y el 10%; el alto entre el 10 y el 20%; y el extremo por encima del 20%. En cuanto a las camas de Unidades de Cuidados Intensivos ocupadas, la nueva normalidad se sitúa por debajo del 5 %; para el riesgo bajo es de entre el 5 y el 10 %; para el medio, de entre el 10 y el 15 %; para el alto, de entre el 15 y el 25 %; y el extremo cuando se supere el 25 %.

Para los territorios pequeños, especialmente aquellas zonas de menos de 5.000 habitantes, además de estos indicadores generales se tendrán en cuenta otros criterios como el número, la tendencia y la velocidad de cambio de los casos diagnosticados en los últimos 7 y 14 días o la proporción de casos nuevos asociados a brotes.

Comentarios