viernes 28.02.2020

La Iglesia de Madrid abre un servicio para atender a las víctimas de abusos

El Arzobispado de Madrid ha puesto en marcha este miércoles el proyecto Repara para la prevención de abusos y la atención a víctimas, tanto dentro como fuera de la Iglesia

La Iglesia de Madrid abre un servicio para atender a las víctimas de abusos

El proceso, que es gratuito, comienza con la escucha de la persona y, en función de cada caso, incluirá acompañamiento terapéutico, espiritual y jurídico, informa el Arzobispado en un comunicado.

Lo más novedoso, añade, es que va a prestar una atención abierta a cualquier persona que haya sido víctima de abusos, con independencia de quién haya sido el agresor y de si pertenece o no a la Iglesia católica.

El proyecto, cuyo acrónimo hace alusión a Reconocimiento, Prevención, Atención y Reparación a víctimas de Abusos, está coordinado por el académico, filósofo y profesor de la Universidad Pontificia Comillas Miguel García-Baró.

La iniciativa nace desde el convencimiento de que los abusos "suponen una forma inaceptable de cosificación de las personas y una degradación moral contraria a la ética más elemental y a los valores del Evangelio".

Con ello, se quiere dar un servicio a la sociedad madrileña y a todas las víctimas desde "el repudio a una práctica execrable generadora de un sufrimiento infinito".

La Iglesia pretende así hacer patente su firme compromiso en favor de una cultura basada en los valores, el cuidado y el buen trato.

Según han explicado fuentes del Arzobispado, existen oficinas en otras diócesis del país y "realidades de Iglesia que trabajan con víctimas variadas", pero la iniciativa Repara probablemente sea la más amplia a nivel diocesano.

El equipo multidisciplinar, coordinado por García Baró, ha asumido el protocolo de actuación ante un posible caso de abusos a menores de Escuelas Católicas -que integra a 2.000 centros educativos en España-, así como los protocolos marco de la Conferencia Episcopal Española.

También está elaborando un protocolo propio que dé respuesta a las necesidades que se vayan detectando y que contemple las últimas modificaciones regulatorias, marcadas tanto por la Iglesia como por la legislación española.

En paralelo, el proyecto Repara asume la formación de los agentes de pastoral, de educación y de cualquier persona interesada en protocolos y sensibilidad sobre esta cuestión, para garantizar entornos seguros a todas las personas, especialmente a menores y a quienes se encuentren en situación de vulnerabilidad.

En colaboración con instituciones académicas, como la Universidad Pontificia Comillas y el Instituto Teológico de Vida Religiosa, que ya están trabajando en la materia, va a elaborar nuevos recursos y a realizar labores de concienciación. 

loading...
Comentarios