lunes 25.05.2020

El delegado de Gobierno en Madrid se volcará en acabar con violencia machista

El nuevo delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, pondrá la seguridad al servicio de la libertad y tendrá como prioridad la lucha contra la violencia machista en un marco de diálogo en el que prevé colaborar desde la lealtad con las demás instituciones

El delegado de Gobierno en Madrid se volcará en acabar con violencia machista

El acto de toma de posesión de Franco como delegado del Gobierno ha congregado a centenares de personas que han llenado la planta baja de la Delegación.

Junto a Franco, que sigue siendo secretario general del POSE madrileño, estaban la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo; la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y el ministro de Cultura y Deporte y antecesor en el cargo, José Manuel Rodríguez Uribes.

También han estado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y otros cargos del PP y de Ciudadanos.

El nuevo delegado del Gobierno ha centrado buena parte de su discurso en las mujeres: "Si hay una labor que para mí será prioritaria, esa es la de garantizar la seguridad y el disfrute de sus derechos y libertades a las mujeres de nuestra comunidad".

Ha hecho hincapié en que, desde la Unidad de Violencia de Género y en coordinación con la Guardia Civil, Policía Nacional y policías locales, los esfuerzos "se dirigirán a cuidar acompañar y proteger a todas las mujeres que vean amenazada su seguridad y sus vidas por la pandemia del machismo".

"Madrid no se quedará atrás en la aplicación de las medidas que, en este terreno, desarrolla el Gobierno de España", ha añadido.

Franco se ha comprometido a "poner la seguridad al servicio de la libertad" y ha sostenido que "conseguir que la sociedad se sienta segura debe hacerse no desde la invisibilidad sino desde la transparencia".

Ha anunciado que prevé dialogar, trabajar con ahínco y "colaborar desde la lealtad institucional con las demás instituciones políticas y sociales, con la única finalidad de mejorar la vida de la ciudadanía madrileña promoviendo más libertad, más derechos, más justicia".

El nuevo máximo responsable político de la seguridad en la región ha avanzado que no olvidará la "agenda social" y trabajará con dedicación junto a su equipo en este ámbito, prestando atención "no solo a los problemas de las grandes poblaciones, sino también a aquellas zonas que están amenazadas por la despoblación y el envejecimiento".

La vicepresidenta Carmen Calvo ha elogiado en su discurso la trayectoria de Franco y ha asegurado que no le falta "ni un solo requisito, ni una sola habilidad, ni una buena intención para ejercer el cargo".

Antes del acto, la presidenta de la Comunidad de Madrid le ha deseado "todos los éxitos", ha destacado que tiene "buena opinión" sobre él, y que espera tener la "máxima lealtad institucional" y que ambos puedan trabajar "con tranquilidad en la Comunidad".

Por su parte, el alcalde madrileño le ha deseado "la mejor de las suertes como delegado", y le ha descrito como una "persona sensata y razonable", por lo que está "prácticamente seguro" de que habrá "buena relación" con la Comunidad y el Ayuntamiento. 



Comentarios