viernes 05.06.2020

Uno de cada tres fallecidos en Cataluña son residentes en geriátricos

Un 31,3 % de los 2.908 fallecidos hasta ahora en Cataluña, 909 hasta anoche, son personas mayores que vivían en residencias geriátricas, donde no mejora la situación pese a la evacuación de algunos residentes para aislarlos y la llegada de nuevo material de protección para los cuidadores

Uno de cada tres fallecidos en Cataluña son residentes en geriátricos

Si la ralentización de la propagación del virus ha aliviado ligeramente la presión en los hospitales catalanes, en los geriátricos no dejan de sumar fallecidos, pese a los esfuerzos para aislar con traslados a los ancianos, a que algunas familias han decidido llevárselos a casa ya la desinfección que están llevando a cabo bomberos, UME y empresas contratadas por la Generalitat.

El asilo de ancianos del barrio de Sant Andreu de Barcelona suma ya 44 fallecidos, otros 31 han muerto en la residencia de Vilanova del Camí (Barcelona) en menos de 10 días, 17 han perdido la vida en el geriátrico de La Fuliola (Lleida), 16 acumula la residencia de Sant Quirze del Vallès (Barcelona), 15 en la de Gatassa de Mataró (Barcelona), 13 en el asilo de Bagà (Barcelona) y así muchas más.

El conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir el Homrani, ha reconocido que hay casi 1.800 ancianos de residencias diagnosticados con coronavirus y otros 400 hospitalizados a causa de la gravedad de su situación.

El departamento continúa con la estrategia de reubicar a los usuarios de las residencias en otros espacios -en Barcelona han habilitado las clínicas de Fremap y de MC Mutual- para separar a personas enfermas o con síntomas de las sanas o asintomáticas.

Según El Homrani, hoy han visitado 72 lugares alternativos posibles, de los que una docena serían adecuados y se adaptarán para trasladar urgentemente a más abuelos.

Ya está programado el traslado de 55 mayores de Manresa al Hotel Mon Sant Benet de Sant Fruitós de Bages (Barcelona) y reubicar a otros 12 de Santa Coloma de Cervelló (Barcelona) en un sociosanitario de Viladecans.

Otras 24 personas con discapacidad intelectual de residencias de Sabadell y Cerdanyola del Vallès han sido realojadas en el Hotel Verdi de Sabadell.

El sindicato UGT ha alertado sobre el aumento de positivos por COVID-19 en hogares y residencias con discapacitados, tanto entre usuarios como entre trabajadores.

El sindicato asegura que en 52 centros, gestionados por 36 entidades, ha detectado 203 posibles positivos entre usuarios y 147 entre trabajadores, es decir, 350 personas afectadas.

El conseller El Homrani ha anunciado que su departamento ha comprado por valor de cinco millones material sanitario destinado específicamente a centros residenciales y ha detallado que esta partida incluye: 450.000 mascarillas ffp2, 900.000 mascarillas quirúrgicas, 55.000 batas impermeables, 275.000 batas de un solo uso, 2.700.000 guantes y 8.000 gafas.

También ha anunciado que han repartido unas mil tabletas para que los residentes puedan comunicarse con sus familiares.

En Cataluña había al inicio de la epidemia un total de 64.093 personas mayores que vivían en alguna de las 1.073 residencias, públicas y privadas, y hasta hoy al menos en 252 se han diagnosticado casos.

En los hospitales, la ralentización de los nuevos diagnósticos ha aliviado algo la tensión.

Cataluña tiene hoy martes a 1.529 enfermos graves de COVID-19 ingresados en ucis de un total de 2.010 camas de UCI, según la consellera Vergés, que mañana dará explicaciones sobre su gestión ante la crisis sanitaria por videoconferencia en la comisión de Salud del Parlament.

Vergés ha explicado que la aplicación de móvil 'Stop Covid19 Cat' tiene ya a 80.000 personas en seguimiento, de las que unas 56.000 son posibles casos de coronavirus con síntomas leves o menos grave que están siendo seguidas por los médicos y enfermeras de la Atención Primaria.

El Instituto Catalán de la Salud (ICS) ha cerrado 46 centros de atención primaria y 462 consultorios locales en toda Cataluña desde el inicio de la epidemia, lo que representa un 15 % y un 75 % del total, respectivamente, para que sus médicos puedan atender residencias de ancianos, hoteles de salud y hospitales de campaña y sigan atendiendo por teléfono a sus pacientes.

La mejora en las cifras de infectados de los últimos días ha hecho que el Govern empiece a preparar un plan para salir progresivamente del confinamiento y volver a la normalidad y para ello contará como asesor con el investigador Oriol Mitjà.

Entre las noticias buenas del día, además de las más de 10.000 altas hospitalarias, entre ellas la del exalcalde y exconseller Xavier Trias, el Hospital de Igualada ha podido recuperar todas las estructuras cerradas, ha reincorporado 250 trabajadores que estaban de baja y acoge a pacientes que tuvieron que salir de la comarca, según el director asistencial del centro, Joan Miquel Carbonell. 



Comentarios