sábado 15/5/21
Parlament de Cataluña

Borràs promete combatir las "injerencias" y ser "implacable" con el machismo

La nueva presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha prometido este viernes oponerse a aquellas "injerencias" políticas y judiciales en los debates de la cámara catalana que traten de poner "límites a la democracia" y ha advertido que será "implacable con el machismo y la xenofobia"

laura borras

En su primera intervención como presidenta del Parlament, Borràs ha invitado a los diputados a guardar un minuto de silencio en homenaje a las víctimas de la covid y, a continuación, ha desplegado un discurso que ha servido como declaración de intenciones.

Borràs, candidata de JxCat proclamada presidenta con 64 votos, ha destacado la "excepcionalidad" que vive Cataluña, no solo sanitaria sino también "democrática", y ha denunciado la "arbitraria inhabilitación" de Quim Torra como president, así como la situación de los líderes independentistas presos o en el "exilio".

Tras destacar la "larga tradición parlamentaria" de Cataluña y denunciar que las Cortes catalanas en el siglo XVIII fueron abolidas por el "autoritarismo borbónico", ha recalcado que el pueblo catalán "no se quiere sometido a nadie, ni sumiso, no necesita ni acepta tutelas de ningún tipo".

Borràs ha tenido palabras de reconocimiento hacia la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, "condenada por permitir el debate en esta casa de la palabra", pero no ha hecho mención alguna del último presidente de la cámara, el republicano Roger Torrent, que hoy le ha cedido el testigo y le ha entregado, como es tradición, la carta que el último presidente en el exilio, Francesc Farreras, envió desde México en 1980 al primer presidente del Parlament restituido.

De hecho, Borràs ha hecho un llamamiento a "trabajar para recuperar la dignidad de esta cámara y concederle la relevancia política que le corresponde", a "protegerla para que sea una institución soberana".

"Es nuestro deber mantener la inviolabilidad de este Parlamento, su independencia, no permitiendo injerencias de los otros poderes, ni del ejecutivo ni del judicial", ha subrayado Borràs, que ha señalado que esta legislatura "debe marcar un punto de inflexión en el avance hacia la independencia de Cataluña".

Su compromiso es "preservar los derechos de todos los diputados" y "oponerse al recorte de sus libertades": "Haré que esta soberanía sea respetada y defendida contra cualquier injerencia exterior", ha insistido Borràs, que ha denunciado una "guerra sucia y antidemocrática del Estado".

Para la presidenta del Parlament, "la judicialización de la política, que España ha convertido en su única respuesta desde hace diez años, es la demostración mayor de impotencia".

"El Estado español no solo ha renunciado a dialogar sino que está dispuesto a decidir sobre qué se puede o no dialogar en esta cámara", ha protestado Borràs, antes de añadir: "Mientras sea presidenta de esta cámara, esto no pasará: los diputados no tendrán otras limitaciones que las que imponen los principios democráticos".

Los seis diputados de Ciudadanos han abandonado el Auditorio mientras Borràs pronunciaba su discurso para manifestar su malestar por las palabras de Borràs.

En una sesión en la que se estrenaban los 11 diputados obtenidos por Vox en las elecciones del 14F, Borràs ha querido remarcar que en democracia "no tiene cabida la xenofobia, el racismo, el machismo ni cualquier tipo de opresión nacional o personal".

"Como presidenta seré tolerante con la diversidad y la discrepancia, pero seré también implacable contra el machismo y la xenofobia", ha dicho Borràs, que ha invitado a los diputados a ser "un muro contra el machismo, en defensa de la democracia".

Borràs ha pedido no "normalizar" el auge de la extrema derecha, porque "el fascismo es incompatible con la democracia".

Sobre su decisión de aceptar postularse para este cargo, tras haberse presentado como presidenciable de JxCat el 14F, Borràs ha comentado que "habría sido un honor inmenso" formar parte del próximo Govern, una opción "quizá más confortable" para ella, aunque no busca el "confort".

Al finalizar la sesión, el expresidente catalán Quim Torra, que ha seguido el pleno a través de una pantalla en una sala de comisión, ha entrado en el Auditorio del Parlament para felicitar a Borràs, que terminado el protocolo ha mantenido una conversación por videoconferencia con el expresident Carles Puigdemont. 

Borràs promete combatir las "injerencias" y ser "implacable" con el machismo
Comentarios