miércoles 20/1/21

El Ayuntamiento de la ex alcaldesa de Valdemorillo, Gema González, secuestró la plaza de toros de la Feria de San Blas 2019

Así ha fallado el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº14 de Madrid, respecto del acuerdo plenario que el consistorio adoptó en enero de 2019, contra la concesionaria Construcciones Edisan, S.A. (Edisan). Un fallo al que ESTRELLA DIGITAL ha tenido acceso en exclusiva y cuyo relato de hechos insólitos compartimos a continuación.

La constructora Edisan resultó, en junio de 2002, adjudicataria de la construcción y gestión de la Plaza de Toros municipal de Valdemorillo, tal y como se relata en su recurso. Así y desde ese año, la mercantil cumplió con el contrato, incluso tras su declaración en concurso de acreedores en 2008 y pese a las dificultades interpuestas por la política de la bancada popular.

¿Intentó Gema Gonzéz privar a Edisan de su derecho de explotación?

La gran tradición taurina de esta localidad madrileña ha sido siempre la miel de todos los politicos. Ahora, salen a la luz las bambalinas políticas de su gestión. Según relata la documentación legal referida a ESTRELLA DIGITAL, la ex alcaldesa presuntamente pretendió durante un largo tiempo, privar a Edisan de su derecho de explotación de la Plaza de Toros, para desarrollar de forma directa su gestión. Así, se llegó a un acuerdo con el consistorio en 2018 para recuperar la plaza y organizar el mismo Ayuntamiento la Feria de San Blas, a cambio de una indemnización de 500.000 euros. Una supuesta pretensión de la alcaldesa que fue rechazada por la mayoría de los concejales, contratiempo que a su vez obligó a la adjudicataria a organizar la feria en apenas 7 días.

La Plaza de Toros de Valdemorillo fue secuestrada

Por si los anteriores hechos no resultaron entorpecedores, el consistorio tramitó un expediente al margen del procedimiento legal con el único objetivo de secuestrar la plaza. Así, González supuestamente contactó diversos operadores que ya habían participado en la organización de las ferias taurinas en años anteriores (taquilleros, colaboradores e incluso, al propio empresario taurino Tomás Entero Martín); supuestamente impidiendo a la adjudicataria organizar la Feria.

Además, antes de supuestamente consumar la prevaricación de la gestión de la plaza con apariencia de legalidad, la ex alcaldesa solicitó a la empresa acreditar una serie de extremos (ganaderías contratadas, carteles taurinos preparados o estar al corriente de ciertos pagos, entre otros). Un hecho que podría juzgarse de aislado sino fuera porque al mismo se sumó el impago de la subvención para la organización de la Feria de San Blas 2018, alegando una presunta compensación que ni Edisan conoció ni tuvo la oportunidad de acceder a sus argumentos. Parece que la señora González sometió a todo un culebrón de ahogo administrativo y financiero a la mercantil.

El acuerdo de pleno, nulo de de pleno derecho

Y he aquí que llegamos al fallo en favor de la adjuticataria, notificado ayer mismo por el juzgado madrileño al demandante. Así, el pasado 17 de enero de 2019, la ex alcaldesa convocó un pleno de urgencia para acordar la intervención de la plaza de toros, aduciendo que Edisan no cumplió con el requerimiento de los requisitos y sustentado en un informe de presuntas deudas (con conceptos aun no devengados). El acuerdo fue notificado a Edisan electrónicamente y con un plazo de 48 horas para acreditar unas condiciones jamás requeridas en el pasado, con el supuesto fin de privarle de organizar la Feria de San Blas. Un expediente al que la constructora contestó, aduciendo que estaba incurso en vicio de nulidad, nulidad que por fin en noviembre ha sido respaldada por la Justicia española.

Gema González se enfrenta a un nuevo supuesto delito de prevaricación y malversación

Ahora, Gema González Fernández se enfrenta a una querella criminal por prevaricación administrativa y por presunto delito de malversación de caudales públicos, presentado ante el Juzgado de San Lorenzo de El Escorial. La parte demandante acusa a la política de tramitar expedientes absolutamente irregulares cuando la alcaldesa supuestamente intentó privar en 2018 a Edisan de la Feria, así como de utilizar fondos públicos para informes innecesarios y siempre revistiendo de legalidad sus decisiones, además de soslayando la figura del Secretario del Ayuntamiento valdemorillense.

Si bien subrayamos que se trata de un nuevo supuesto delito, puesto que en 2018 el mismo Juzgado de la sierra madrileña archivó otra querella contra González. En dicha ocasión provino de cuatro concejales de la oposición (Sí Se Puede e Izquierda Unida) por una prevaricación que no tornó ser cierta. 

¿Será Gema González finalmente culpable de los delitos de los que ahora se le acusan? Todo apunta a que en esta ocasión, el fallo podría jugar en su contra, dada la nulidad del acuerdo de su consistorio que ahora ha declarado el Juzgado contencioso-administrativo madrileño.

Desde ESTRELLA DIGITAL les seguiremos informando en exclusiva de este caso, tan español, como lo son la corrupción política y los toros.

Comentarios