lunes 10/8/20

Un 8,5% de farmacéuticos de Madrid tiene anticuerpos frente al coronavirus

Un estudio de seroprevalencia frente al SARS-Cov2, con la participación de 10.370 profesionales de las farmacias madrileñas, ha revelado que un 8,5% tiene anticuerpos IgG contra el coronavirus, por encima de la media nacional del 5,2% obtenida en el macroestudio del Ministerio de Sanidad y por debajo del 11,7% de inmunidad de grupo en la población de la Comunidad de Madrid

Farmacias
Farmacias

El estudio, realizado por el Colegio de Farmacéuticos de Madrid, ha permitido "detectar y aislar a 16 profesionales" con infecciones activas que estaban asintomáticos pero tenían anticuerpos IgM positivos, según los datos presentados este miércoles por este colegio profesional (COFM).

Por municipios, la prevalencia es mayor en Alcalá de Henares, con un 15,18% de los farmacéuticos, seguido de Comenar con el 11,7%, Torrejón con 11,19% y Valdemoro con una seroprevalencia del 10,7% de sus profesionales de farmacia, ha destacado en rueda de prensa telemática el presidente del colegio, Luis González.

Un total de trece han fallecido en la Comunidad de Madrid -12 farmacéuticos y un técnico auxiliar en farmacia- a consecuencia de la COVID-19 desde el inicio de la pandemia.

La presencia de anticuerpos IgG es superior en los hombres, con un 9,9%, frente al 8,2% de prevalencia en las mujeres. Por grupos de edad, la prevalencia es superior en los tramos de mayor edad, como el de 70 años o más, con un 13,1%.

En las demás franjas de edad, el siguiente grupo con mayor prevalencia de anticuerpos totales, IgG+ e IgM+, es el de 55-59 años con un 11%, seguido del grupo de 60-64 años, con un 10,9%, ha revelado el estudio.

El grupo sanguíneo AB presenta una mayor prevalencia (12,6%) existiendo una gran diferencia entre factor Rh+ y el Rh-, con un 13,5% y 8,2% respectivamente para este grupo sanguíneo, según el estudio en el que han participado farmacéuticos, adjuntos y auxiliares cuya distribución de grupos sanguíneos es "prácticamente idéntica a la distribución de los grupos en el total nacional", según González.

Le sigue el grupo A, con una seroprevalencia del 9,2%, el grupo B con un 7,8% y el grupo 0 con una prevalencia del 7,4%, según este estudio transversal llevado a cabo por el Colegio madrileño entre el 23 y 26 de junio, en colaboración con Ribera Salud y la participación de Cofares.

En el estudio han participado el 75% del total de farmacéuticos madrileños y en el COFM pensaban que "la prevalencia iba a ser superior" a la finalmente detectada en el estudio, que también ha identificado diecisiete casos de infección activa asintomática con el consiguiente aislamiento domiciliario.

El COFM ha defendido "el uso obligatorio de mascarillas desde el minuto cero", según su presidente que se declara "preocupado" por el retroceso de fase registrado en algunas regiones por los rebrotes y ha recordado la necesidad de estar "muy alerta y no bajar la guardia" en las medidas de seguridad.

A su juicio, si otras comunidades autónomas están haciendo obligatorias las máscaras, "que las demás también lo hagan, sería tristísimo que, después de todo lo que se ha sufrido, volvamos a la fase inicial por culpa de algunas personas".

Tras recalcar que cuando estalló la pandemia "los farmacéuticos se han sentido solos" y han tenido que "organizarse por su cuenta" como podían, González ha transmitido su "agradecimiento" a todos los profesionales de las farmacias de España, que en algunos casos tuvieron que cerrar porque todos sus trabajadores se habían contagiado.

Ha tranquilizado respecto a los desabastecimientos, "no hay riesgo de volver a la situación de primeros de marzo, es prácticamente imposible" que ocurra ante la segunda oleada de la Covid-19 que se espera para el otoño.

González ha lamentado que no se aprobara la Ley de Farmacia en la pasada legislatura en la Comunidad de Madrid, que reforzaba el papel sanitario de los farmacéuticos, y ha pedido que algunas medidas excepcionales aprobadas durante la pandemia permanezcan en práctica.

Entre ellas, la capacidad de los farmacéuticos para dar extensión de visados de recetas y prestar atención domiciliaria, que se han revelado "muy importantes" sobre todo en pueblos donde no hay centros de salud.

"Vamos a solicitar a la presidenta de la Comunidad de Madrid que mantenga estas medidas que se habían puesto en marcha ahora porque eran necesarias y han sido muy bien aceptadas por ciudadanos y farmacéuticos", al permitir que los usuarios no se tengan que trasladar de sus domicilios.

El COFM ha concluido pidiendo a todos los profesionales de farmacias que sigan en alerta y "prediquen a los usuarios para que no bajen la guardia, manteniendo la distancia y el uso de mascarillas". 

Comentarios