lunes 30.03.2020
Día del Libro

El mercado del libro se recupera, aunque es débil en empleo y tecnología

El sector del libro aporta el 0,8% del PIB total y el 33,7% del PIB en el conjunto de actividades culturales

libros
libros

El sector del libro es, además,  una importante fuente generadora de empleo. En 2016, en España, el empleo cultural en su conjunto proporcionó 544.700 puestos de trabajo, 49.750 de ellos —el 9,1%— en el ámbito de la edición de libros, periódicos y otras actividades editoriales.

A esta cifra habría que añadir el empleo vinculado al resto de actividades asociadas a la cadena del libro. Unos datos que a escala europea (EU-28), según Euroestat, sitúan a España en el puesto número 18 en volumen de empleo cultural.

.Durante 2016, según los datos de la Agencia del ISBN  iniciaron su actividad editorial 281 nuevas empresas, alcanzando las 3.026 editoriales en activo. Con más de 86.000 nuevos títulos anuales, España se mantiene como una de las principales potencias editoriales del mundo.

Según datos de 2016 de la Federación de Editores Europeos España es uno de los principales mercados europeos en términos tanto de disponibilidad de títulos, donde nos situamos en un quinto puesto tras Reino Unido, Alemania, Italia y Francia, como de publicación de novedades donde España ocupa el cuarto puesto tras Reino Unido, Alemania y Francia.

A escala europea, España es además uno de los mayores mercados en términos de facturación neta de las editoriales, junto a Alemania, Reino Unido, Francia e Italia. A nivel internacional mantiene también una posición destacada, ocupando el noveno puesto en valor de mercado tras Estados Unidos, China, Alemania, Reino Unido, Japón, Francia, India y Corea del Sur.

Los datos, aportados por el Observatorio Nacional del Libro,  hacen que España esté a la la cabeza en valor de mercado por número de habitantes, ocupando el sexto puesto tras Alemania, Noruega, Estados Unidos, Reino Unido y Australia. 

La vitalidad de nuestro idioma contribuye también a incrementar la enorme proyección de futuro del libro español. Compartir un idioma potencia el comercio bilateral entre dos países. Así lo demuestran, por un lado, la fortaleza del libro español en el mercado exterior, especialmente en el iberoamericano, principal receptor de nuestras exportaciones de libros, pues abarca cerca del 73% de la facturación obtenida por estas transacciones.

Y por otro, la existencia de 201 filiales de 40 empresas editoriales españolas —muchas de ellas con más de sesenta años de antigüedad— en 29 países, más del 81% de ellos iberoamericanos. Entre estas editoriales hay 29 multinacionales, es decir, que además de su casa matriz en España tienen presencia en al menos dos países.

En definitiva, la industria editorial española es una de las más potentes y antiguas de Europa y una de las industrias españolas con mayor proyección internacional. Un mercado que en los tres últimos años comienza a dar signos de recuperación, con un incremento en facturación del 2,8% en 2016. Su evolución, no obstante, vendrá marcada por la necesidad de un mayor ajuste de la producción a las demandas del mercado y su adaptación a las transformaciones tecnológicas.