martes 30/11/21

Fue el fotógrafo Steve Winter, del National Geographic, quien dio la voz de alarma. Jaguares son obligados a nadar encadenados para diversión de los turistas. Según sus propias palabras esto debe detenerse y es responsabilidad de todos. Los turistas no deben participar en hacerse tales fotos con los animales.

Sucede en Cancún, México, y cada vez es una práctica que está más extendida. Winter se ha dedicado a acusar a los operadores turísticos por explotar a los animales salvajes en su beneficio. La denuncia social viene acompañada por impactantes imágenes muy ilustrativas. Podemos ver a los animales nadando, encadenados, y a su alrededor varias motos de agua cuyos pilotos se dedican a hacer fotos como si fueran juguetes.

En contra del maltrato a los jaguares en Cancún

Dentro de su misma publicación en la red social Instagram, el fotógrafo quiso dejar claro:

“Siempre me pregunto por qué hacemos esto. Puede ser algo aparentemente genial hacer, pero hay tanto dolor, trauma y abuso que hace que estos animales sean amigables con los humanos”.

Además, también añadió que es necesario que la gente conozca más a fondo el comercio de esta nueva industria de fotografías junto a enormes felinos. Es algo que ocupa a países desde Tailandia a Sudáfrica, por lo que no es un hecho aislado en México.

Como cierre, quiso dejar claro que en el caso de que cualquiera vea tanto a amigos como familiares participando en alguna de estas “atracciones” de mal gusto, no dude en aclararles que no lo están haciendo bien. A menudo, todos estos animales usados para tales fines tienen vínculos con el comercio ilegal de cachorros y partes del cuerpo, o programas de cría.

Winter es un luchador que aboga por abolir este tipo de prácticas, considerándolo maltrato animal. Por ello, desea que todos sus seguidores se unan a él. Realiza informes siempre que encuentra una práctica de abuso parecida. No pretende ganar likes, sino conseguir el merecido bienestar animal.

Comentarios