miércoles 20.11.2019

Los cubanos podrán adquirir algunos bienes en dólares

Las sanciones a barcos que transportaban petróleo desde Venezuela generaron escasez de combustible en la isla y forzaron la adopción de medidas de ahorro
Los cubanos podrán adquirir algunos bienes en dólares

Cuba permitirá a sus ciudadanos adquirir algunos bienes en dólares y otras monedas extranjeras para captar divisas y enfrentar su falta de liquidez.

El vicepresidente Salvador Valdés, acompañado por el ministro de Economía, Alejandro Gil, hizo el anuncio este martes. «El país necesita divisas para financiar nuestro propio desarrollo económico y social «, aseguró.

Recientemente, sanciones a navíos que transportaban petróleo desde Venezuela, generaron escasez de combustible en el país y forzaron la adopción de medidas de ahorro.

La estrategia consiste en habilitar una red de tiendas en Cuba que tendrán productos como televisores de alta gama, refrigeradores, motos eléctricas y autopartes.

«No estamos en capacidad de satisfacer esa demanda y por tanto no estamos captando esas divisas», agregó Gil.

Las operaciones no se realizarán en efectivo sino mediante la apertura de una cuenta exclusiva en un banco local para tal fin donde se depositará la divisa. Luego se pagará en la tienda con una tarjeta de débito. Esa cuenta podrá recibir dólares estadounidenses, euros, yenes, pesos mexicanos y otras divisas, incluso vía transferencia extranjera.

«El dinero que está saliendo del país para adquirir estos productos se calcula en cifras significativas y debemos captarlo como fuente de divisas para reaprovisionar nuestra industria, cadenas de tiendas y nuestro mercado», explicó el vicepresidente Valdés.

La Unión Soviética

La mayoría de estos productos eran llevados a Cuba por particulares que pagaban tasas de importación, y luego los ofertaban mediante redes informales de venta. Estas importaciones no serán prohibidas, aunque el Estado pasará a competir con ellos.

La crisis de los años noventa, provocada en Cuba por la desintegración de su principal socio, la Unión Soviética, obligó a La Habana a flexibilizar su economía centralizada y despenalizar, en 1993, el uso del dólar, con la entrada de turistas y de remesas. Luego acuñó el CUC (peso convertible, equivalente a 24 pesos cubanos o un dólar) y desde 2004 sacó el dólar de circulación.

Comentarios