domingo 12.07.2020

Corrupción Colombia: Presunta compra de votos en 2018 de Duque y Uribe

El presidente colombiano, Iván Duque, y su mentor el expresidente Álvaro Uribe están en el centro de un escándalo político tras revelarse unas conversaciones del ganadero José Guillermo Hernández, asesinado en Brasil, que los involucra en la supuesta compra de votos en la campaña electoral de 2018

Corrupción Colombia: Presunta compra de votos en 2018 de Duque y Uribe

El periodista Gonzalo Guillén aseguró en el portal “La Nueva Prensa” que una investigación de la Fiscalía colombiana iniciada para esclarecer un asesinato en Barranquilla (norte) atribuido a Hernández, captó conversaciones en las que dice “ser el jeje de una operación de compra de votos en la Costa Norte para el hoy presidente, Iván Duque, por orden del expresidente y senador Álvaro Uribe”.

En la segunda vuelta de las elecciones para presidente, en junio de 2018, Duque, del partido Centro Democrático fundado por el expresidente Uribe, derrotó al candidato de izquierdas Gustavo Petro, líder del movimiento Decentes.

Hernández, conocido como “Ñeñe” y esposo de la exreina de belleza colombiana María Mónica Urbina, fue asesinado en mayo de 2019 en un asalto por su reloj Rolex en Uberaba, en el estado brasileño de Minas Gerais, luego de salir de una feria de ganadería en la que había participado.

Según la Fiscalía colombiana, “Ñeñe” Hernández era uno de los testaferros de la organización criminal dirigida por Marcos Figueroa, alias “Marquitos Figueroa”.

“Marquitos” fue capturado en 2014 en Manaos y dos años después extraditado a Colombia, en donde la Fiscalía lo considera el jefe de una organización criminal que operaba en los departamentos de Cesar y La Guajira.

Luego de lo revelado por Guillén, la revista Semana dijo que tuvo acceso a más de 25.000 registros de grabaciones interceptadas a Hernández en las que habla de su supuesta cercanía con personalidades de la política colombiana.

En un audio revelado por ese medio se escucha a Hernández asegurar que cualquiera le “rinde pleitesía” y agrega que incluso “a donde yo voy, el fiscal general de la Nación, el que sea, me rinde pleitesía. Yo voy a donde el fiscal y llego por el grande; (a donde) Vargas Lleras, llego a donde el presidente Uribe”, dice.

En otro audio, en el que no dice el nombre de la persona a quien se refiere, Hernández asegura que tiene una relación cercana con “el presidente”. Y enfatiza: “El presidente es mi hermano, no es que me conozca, es mi hermano”.

El viernes el presidente Duque le salió al paso a las versiones sobre su supuesta amistad y cercanía con “Ñeñe” Hernández y aseguró que solo coincidió con él en algunos eventos sociales en los que se tomaron varias fotografías y charlaron de la relación de amistad que tuvieron sus padres.

“Yo fui por primera vez a Valledupar en 1995, fui acompañado por mi padre (Iván Duque Escobar), fue la única visita en 20 años y en ese viaje conocí a su padre (Arístides Hernández), madre y hermano. A José Hernández no lo conocí en esa ocasión. A él lo conocí en los últimos cuatro años quizás, en contados encuentros públicos, alguno que otro social seguramente, pero no tuve ninguna hermandad con él”, dijo el jefe de Estado.

Añadió que “como no tengo rabo de paja, me arrimo a cualquier candela. He sido y seré siempre un luchador contra el narcotráfico. Le pido a las autoridades que si están haciendo investigaciones contra el señor Hernández, que las hagan rápido”.

Al aclarar sobre los dineros y el control que se hizo durante su campaña presidencial, Duque aseguró que todo el manejo fue canalizado por su gerente de campaña.

“Entre las medidas que tomamos estuvo la de una cuenta única nacional, no había cuentas diferentes; todas las contribuciones se recibían solo por el gerente de la campaña. Nosotros siempre sometidos cualquier contribución a más de 17 controles y no se recibieron contribuciones en efectivo. Para la segunda vuelta no recibimos contribuciones de ningún particular”, puntualizó

Comentarios