miércoles 12/8/20

Bares, discotecas, casinos y tragamonedas comenzarán actividades en agosto, afirma Canatur

El presidente de la Cámara Nacional de Turismo, Carlos Canales, precisó que en los próximos días tendrán reuniones de coordinación para fijar las medidas sanitarias para este tipo de negocios

Bares, discotecas, casinos y tragamonedas comenzarán actividades en agosto, afirma Canatur

Desde el próximo lunes 20 de julio, los restaurantes tendrán la oportunidad de operar con atención en mesa y un aforo reducido; sin embargo, quienes tendrán que esperar hasta el mes de agosto serán los bares, discotecas, casinos, tragamonedas, entre otros, de acuerdo con las fases de reactivación económica diseñadas por el Gobierno.

El presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Carlos Canales, confesó que los bares recién abrirían en agosto próximo, junto a discotecas, casinos, tragamonedas, ferias, conferencias, entre otros, los cuales están comprendidos en la fase cuatro de reactivación económica.

El titular de Canatur explicó que las reuniones de coordinación para establecer un protocolo para estos establecimientos, distinto al de los restaurantes, se realizará en los próximos días. Asimismo, dijo que el espacio en estos lugares se redistribuirá para respetar el distanciamiento social.

“Una cosa es que te sirvan una copa y puedas comer unos piqueos en un restaurante, sentado, y otra cosa, es que vayas a la barra. No se puede tomar una copa como esperando en la barra porque si existe una reducción del aforo, el ingreso es solo para sentarse en una mesa. Si alguien quiere esperar, es fuera del local”, detalló Canales.

Por otra parte, aquellos restaurantes que cuentan con servicio de bar, incluidos en la categoría de restobares, sí tendrían la posibilidad de iniciar operaciones, siempre y cuando atiendan en salón y respetando la reducción del aforo. La barra deberá permanecer cerrada hasta agosto próximo en este tipo de establecimientos.

“Algunos restaurantes tienen restaurante y bar, entonces, solo la parte de restaurante va a atender, el bar no. La barra estará cerrada. Ese bar clásico con sillas altas, con la barra, eso no va a funcionar todavía”, enfatizó el presidente de Canatur.

Un claro ejemplo de evidencia, según lo dicho por Carlos Canales, es el conocido Bar Olé de San Isidro. De acuerdo a Javier Carvallo, gerente general del establecimiento, comenzará a atender al público en los próximos días, cumpliendo con los protocolos de bioseguridad y la reducción del aforo del salón en un 40 %.

El presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Carlos Canales, confesó que los bares recién abrirían en agosto próximo, junto a discotecas, casinos, tragamonedas, ferias, conferencias, entre otros, los cuales están comprendidos en la fase cuatro de reactivación económica.

PUEDES VER Restaurantes cusqueños se alistan para reabrir locales y atender al público

El titular de Canatur explicó que las reuniones de coordinación para establecer un protocolo para estos establecimientos, distinto al de los restaurantes, se realizará en los próximos días. Asimismo, dijo que el espacio en estos lugares se redistribuirá para respetar el distanciamiento social.

“Una cosa es que te sirvan una copa y puedas comer unos piqueos en un restaurante, sentado, y otra cosa, es que vayas a la barra. No se puede tomar una copa como esperando en la barra porque si existe una reducción del aforo, el ingreso es solo para sentarse en una mesa. Si alguien quiere esperar, es fuera del local”, detalló Canales.

Por otra parte, aquellos restaurantes que cuentan con servicio de bar, incluidos en la categoría de restobares, sí tendrían la posibilidad de iniciar operaciones, siempre y cuando atiendan en salón y respetando la reducción del aforo. La barra deberá permanecer cerrada hasta agosto próximo en este tipo de establecimientos.

“Algunos restaurantes tienen restaurante y bar, entonces, solo la parte de restaurante va a atender, el bar no. La barra estará cerrada. Ese bar clásico con sillas altas, con la barra, eso no va a funcionar todavía”, enfatizó el presidente de Canatur.

Un claro ejemplo de evidencia, según lo dicho por Carlos Canales, es el conocido Bar Olé de San Isidro. De acuerdo a Javier Carvallo, gerente general del establecimiento, comenzará a atender al público en los próximos días, cumpliendo con los protocolos de bioseguridad y la reducción del aforo del salón en un 40 %.

Comentarios