domingo 28/11/21

Vuelve el juicio por la caja b del PP con la declaración de Luis Bárcenas

El juicio a Luis Bárcenas por la caja b del PP se reanudará este lunes con su declaración como acusado, cuyo contenido ya ha ido anticipando con sus revelaciones en otras causas que afectan al PP (Púnica y Kitchen) y en la carta que remitió a la Fiscalía Anticorrupción ofreciéndose a colaborar con la Justicia

barcenas
Archivo

Una carta que hizo de prólogo de este juicio y en la que manifestaba que el expresidente Mariano Rajoy era conocedor de la caja b porque en su despacho le comentó que trituró en una "máquina destructora" de papeles toda la documentación que lo acreditaba, sin saber que él conservaba una copia de esa contabilidad, sus famosos papeles.

También señaló a Rajoy -llamado a declarar como testigo en este juicio- como uno de los receptores de sobresueldos mensuales en el partido extraídos de la caja b.

Al inicio del juicio, el abogado de Bárcenas, Gustavo Galán, planteó celebrar un careo entre el extesorero y Rajoy si se apreciaban contradicciones en sus declaraciones sobre la caja b cuando testifique el expresidente.

Esta propuesta le pareció al PP, considerado responsable civil como partícipe a título lucrativo en esta causa, una manera de seguir contribuyendo al "circo mediático".

Así lo expuso en las cuestiones previas el abogado del partido Jesús Santos, que acabó él mismo en el foco mediático al trascender que había tenido contacto con un empresario enviado por Bárcenas.

El encuentro se produjo, según él mismo admitió, con la intermediación del ahora consejero madrileño de Justicia, Enrique López, cuando éste era magistrado en la Audiencia Nacional, pero el presidente Pablo Casado desvinculó al PP actual de este encuentro.

Bárcenas cumple condena por el caso Gurtel y en esta causa se enfrenta a una petición de Anticorrupción de 5 años de cárcel por un delito fiscal, otro de falsedad documental y un tercero de apropiación indebida, en relación, fundamentalmente con el pago con dinero procedente de la caja b de casi un millón de euros de la reforma de la sede del PP en la calle Génova.

El juicio comenzó el pasado 8 de febrero y tuvo que ser suspendido por la hospitalización por covid de uno de los acusados, un tiempo durante el que Bárcenas y todo lo que le rodea no ha dejado de ser noticia.

Por las fechas, las elecciones catalanas y el juicio han ido en su inicio de la mano, fundamentalmente cuando Casado anunciaba, tras la derrota en Cataluña, que habían decidido vender la sede de Génova teniendo en cuenta que el modo de pago de la reforma del edificio que la alberga se encuentra bajo sospecha y se está juzgando ahora.

Durante este mes hasta la reanudación del juicio el extesorero ha sido además llamado a declarar como testigo tanto en el caso Púnica, dónde aseguró que el PP de Esperanza Aguirre financiaba sus campañas electorales con donaciones de empresarios, como en el de Kitchen, sobre la operación supuestamente ideada en 2013 desde Interior para sustraerle documentación comprometedora para dirigentes del PP.

Su declaración en Púnica le ha valido una querella de la expresidenta madrileña por falso testimonio, al señalarle a ella como la receptora de un sobre de 60.000 euros donado por un constructor para su campaña en 2007, así como que el exconsejero Francisco Granados pida a su vez un careo con él.

Respecto a las pruebas con las que puede avalar sus afirmaciones, su abogado ya dijo que la principal la aportó al hacer entrega de sus papeles con la contabilidad b del partido en 2013 y que otra documentación se la sustrajeron en la operación Kitchen.

Cuando declaró en Púnica aseguró también que disponía de tres cajas con documentación sobre la caja b que guardaba una tercera persona y que tenía intención de entregar en la pieza en la que el juez Santiago Pedraz investiga si las donaciones al partido eran con la finalidad de obtener adjudicaciones públicas, causa en la que previsiblemente declare como investigado en abril. EFE

Comentarios