lunes 30/11/20

Villarejo alaba a González como hombre de Estado por defender al rey emérito

El excomisario José Villarejo ha ensalzado al expresidente Felipe González como "verdadero hombre de estado" por defender al rey Juan Carlos, a la vez que ha vuelto a arremeter contra el exdirector del CNI; el líder de Podemos, Pablo Iglesias, al que califica de vicepresidente con "temporizador", y los fiscales del caso

En un nuevo comunicado, Villarejo no escatima elogios a González y asegura que, "en el fondo" de su ser, no se siente aludido ni "por los epítetos" que le brindó, porque entiende que tuvo que "calumniarle" para "reforzar" su argumentación sobre la Corona, ni por los que en su día le dedicó "la actual fiscal general del Estado".

"Conozco la verdadera opinión que ambos tienen sobre mí y que oí de sus propios labios durante mucho tiempo", desvela el excomisario dando a entender la cercanía que tuvo con González y Dolores Delgado.

Por contra, vuelve arremeter duramente contra el director del CNI Féliz Sanz Roldán, el vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias; los fiscales del caso Tándem y las "filtraciones interesadas" de los archivos que le fueron intervenidos a raíz de su detención en noviembre de 2017.

"Haciendo el símil de Juegos de Tronos que tanto gusta a Iglesias, hoy reducido a un vicepresidente con temporizador, este Gran Lord Protector de la Corona (refiriéndose a Sanz Roldán) -por darme un escarmiento- ha terminado quemando todo el reino", le reprocha Villarejo, que ironiza que como "leal amigo del emérito" le ha propiciado "la peor y más amarga jubilación".

Al excomisario le resulta además "muy llamativo" que ahora, dos años y medio después de su detención, "se filtren oportunamente" sus conversaciones con Corinna Larsen, "utilizándose a conveniencia" y "especialmente ahora cuando por ensalmo ha desaparecido de la escena política, o casi, el falso robo del teléfono de la jovencísima Dina y los amoríos de Ironman -en referencia al fiscal Ignacio Stampa al que se ha relacionado con la abogada de Podemos Marta Flor Núñez-, tan poco edificantes".

"Ahora es Podemos, con la complicidad de parte de la Fiscalía, quien decide lo que se filtra, lo que se publica y, por tanto, lo que se persigue o no con el vacío pretexto de cumplir la Ley", denuncia.

Está convencido de que, "de haber mandado el presidente González, nunca habría permitido que un advenedizo, aprendiz de espía -en alusión al denunciante que propició su detención en la operación Tándem-, fuera burlado y pusiera en manos de la secta de los iluminatis de ciertos fiscales mis archivos personales que sabía que podían desestabilizar al Estado".

Vuelve así a lamentar la manera en que se inició "esta causa general" y que achaca a la denuncia anónima de "un insensato" que fue "engañado por unos avispados podemitas que interpretaron, en su ceguera ética, que todo se reduciría a ir en mi contra; en definitiva, una operación controlada que no provocaría ningún otro daño colateral".

Comentarios