domingo 25.08.2019

El trabajo nocturno de 200 efectivos contiene el frente que avanzaba en Ávila

Unas doscientas personas han participado de madrugada en las labores de extinción del fuego desatado en Navalacruz (Ávila) y han contenido el frente que avanzaba hacia esta población, de unos 250 habitantes, según han informado fuentes de la Delegación Territorial de la Junta en Ávila

El trabajo nocturno de 200 efectivos contiene el frente que avanzaba en Ávila

El fuego se declaró ayer martes a las 13.40 horas por causas que se están investigando y las labores de extinción de la pasada noche han hecho posible que ya no exista riesgo para la localidad a causa de las llamas.

Con los primeros rayos de sol, han retornado a esta zona situada a 44 kilómetros al sur de la capital los primeros medios aéreos, con el objetivo de apoyar el trabajo de las cuadrillas y motobombas terrestres.

Entra las más de doscientas personas que participaron anoche en las labores para sofocar el incendio, se encuentran miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME), cuya presencia fue solicitada por la Junta.

La UME se sumó el martes a los diez medios aéreos que intervinieron, así como a los numerosos terrestres que desde que se declaró el incendio han tratado de sofocar unas llamas que se encuentran en una zona escarpada y con vegetación ribereña, a la que resulta complicado acceder por tierra.

Durante la jornada del martes, los trabajos se vieron dificultados tanto por lo escarpado del terreno, como por el viento reinante en la zona, lo que causó problemas para apagar el fuego, declarado de nivel 1 en una escala de 0 a 3 de peligrosidad.

Aunque las previsiones no eran ayer pesimistas, el delegado territorial de la Junta, José Francisco Hernández, sí apuntó a la existencia de un flanco más complicado por el viento.

El futbolista Íker Casillas, que en 2010 fue reconocido con el título de Hijo Predilecto de esta localidad, ha mostrado su preocupación por la evolución de las tareas de extinción a través de sus perfiles de redes sociales. 

Comentarios