Lunes 20.08.2018
Crisis secesionista

Torra promete más de lo mismo y alarma al Gobierno y a la oposición

El candidato a la presidencia de la Generalitat, Quim Torra, ha prometido hoy impulsar una "propuesta de constitución de la república de Cataluña", la oposición y el gobierno advierte de que estará vigilante

BARCELONA 12 05 2018  Politica   12 00 - Barcelona - Pleno de investidura del candidato a President de la Generalitat Quim Torra         FOTO de RICARD CUGAT
BARCELONA 12 05 2018 Politica 12 00 - Barcelona - Pleno de investidura del candidato a President de la Generalitat Quim Torra FOTO de RICARD CUGAT

El candidato a la presidencia de la Generalitat, Quim Torra, ha prometido hoy impulsar una "propuesta de constitución de la república de Cataluña", posterior a un proceso constituyente, y ha avisado que persistirá más adelante en tratar de investir a Carles Puigdemont, que ve como al president "legítimo".

En su discurso durante la primera sesión del debate de investidura, Torra ha anunciado que "en esta legislatura queremos ir de la restitución de nuestras instituciones a la recuperación de la democracia en su máxima expresión", con la elaboración de un "proyecto de 'constitución' de la república de Cataluña" y mediante un "proceso constituyente participado por toda la ciudadanía".

Ha augurado que una vez se forme el Govern "se levantará formalmente el 155", por lo que entonces no "habrá ninguna excusa para trabajar sin descanso por la república".

El cuarto candidato a la investidura de JxCat tras las elecciones del pasado 21 de diciembre ha recordado en su discurso a los "presos políticos y exiliados", y en este sentido, ha remarcado que el president "legítimo" es Carles Puigdemont, que ha seguido el discurso desde Berlín, en donde está pendiente de una euroorden.

Torra ha indicado que "debería ser Puigdemont quien hiciera este discurso y deberá ser él quien lo antes posible lo haga", por lo que ha advertido hoy de que las fuerzas independentistas "persistirán, insistirán e investirán" a Puigdemont más adelante, en esta legislatura, a pesar de que el Estado, ha augurado, "movilizará todos sus tentáculos para evitarlo en una frenética carrera hacia el abismo de la represión".

Torra ha dejado claro que, si es investido, él y su Govern asumirán "toda la responsabilidad" que se derive de sus actos y ha añadido.

"Solo a nosotros se nos podrá pedir cuentas de lo que haremos, nunca a ninguna de las personas que están en la cárcel, en el exilio, procesadas o en riesgo de hacerlo", ha añadido el candidato, que ha admitido que "todos deberemos adoptar riesgos", pues "si no hay riesgos es señal de que no estás luchado".

Torra ha incidido en la necesidad de formar un Govern, porque es la manera de "aprovechar el hilo republicano que arranca el 1 de octubre", que se manifiesta "en la declaración de independencia del 27 de octubre y se revalida en les elecciones del 21-D".

El candidato ha remarcado que se abre así una "etapa de transición" en la que ha prometido impulsar "un proceso constituyente participado por la ciudadanía", lo que es "una oportunidad de oro" para "diseñar desde cero" la Cataluña del futuro, con una visión "disruptiva con el régimen autonómico".

Y el objetivo de este proceso, ha dicho, será llegar en esta legislatura a una "propuesta de 'constitución' de la república de Cataluña"

Así, Torra ha incidido que "en esta legislatura queremos ir de la restitución de nuestras instituciones a la recuperación de la democracia en su máxima expresión", a través de dicho "proceso constituyente", en el que ha sumado también a una "asamblea de cargos electos interior y un consejo de la república en el espacio libre de Europa".

Torra ha explicado que uno de sus ejes del Govern será precisamente la "recuperación" de las instituciones, para lo que creará un "comisionado" adscrito al Departamento de Presidencia que elaborará un "plan de choque" para revertir los efectos a su juicio negativos del 155 sobre la administración catalana.

Los otros tres ejes de su Govern serán las políticas de progreso social, la prosperidad económica y la redistribución de la misma; y el objetivo de proyectar Cataluña al mundo.

Al final de su discurso, Torra ha citado a la desaparecida Muriel Casals -con quien coincidió en Òmnium Cultural- y ha recordado que escribió que "el futuro necesita que continuemos practicando la virtud de la caridad, que es lo que hoy decimos cohesión social", y que "si tenemos esperanza, ahora es la hora de la obra".

Tras esta cita, ha añadido: "A vosotros, diputados y diputadas, os digo: nuestro es ahora la labor. Ahora es la hora de la obra. Hoy nos deshacemos del pasado, del artículo 155, y abrimos delante nuestro un nuevo futuro. Construyámoslo juntos. Tan juntos como los valores que Cataluña y república suponen, dos ideales por siempre inseparables".

La advertencia de Rajoy

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha ratificado hoy su advertencia al candidato a presidir la Generalitat, Quim Torra, de que hará que se cumpla la ley en todo momento después de explicar que hay cosas de él que no le gustan.

"Lo que hemos visto y escuchado de Torra no nos gusta", ha comentado Rajoy en su intervención en un acto del PP en Jerez de la Frontera (Cádiz) al mismo tiempo que ante el Parlament el candidato a presidir la Generalitat estaba pronunciando su discurso de investidura.

Un discurso que Torra ha comenzado reivindicando a Carles Puigdemont como "presidente legítimo" de Cataluña y prometiendo ser "leal al mandato del 1-O" para "construir un Estado independiente en forma de república".

La coincidencia en el tiempo de ambas intervenciones ha impedido que Rajoy pudiera conocer detalles de las palabras de Torra cuando hablaba en Jerez, pero ha subrayado que lo visto y escuchado de él, además de que no le gusta, no es representativo de lo que es Cataluña.

Ya ayer, en otro acto en Cádiz, le reprochó una serie de comentarios a favor de las tesis independentistas vertidos en su cuenta de Twitter.

Y al igual que ayer también, aunque ha instado a esperar a juzgarle por sus hechos si logra la Presidencia de la Generalitat, ha lanzado a Torra el mensaje de que no podrá actuar al margen de la ley.

Rajoy lo ha garantizado y ha reiterado que se mantendrá la unidad de España y nadie podrá actuar contra la igualdad de todos los españoles porque esa es la base de la democracia.

Acompañado, entre otros, por la ministra de Empleo, Fátima Báñez; del presidente del PP andaluz, Juanma Moreno; y del comisario europeo Miguel Arias Cañete, Rajoy ha dedicado gran parte de su intervención a destacar el cambio experimentado por España en cuarenta años de democracia y, especialmente, la recuperación económica y la creciente creación de empleo.

Para que se pueda mantener la misma senda ha defendido la aprobación del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018, que ha recalcado que pretenden resarcir en parte a muchos colectivos de ciudadanos sus esfuerzos durante la crisis.

Se ha referido en concreto a los funcionarios, a los pensionistas (un grupo ha recibido a Rajoy a las puertas del acto reivindicando una mayor subida de sus prestaciones), a quienes cobran el salario mínimo y a los efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

También ha destacado el aumento de las inversiones y los fondos que recibirán las comunidades para mejorar la sanidad y la educación.

Ante la cita electoral del próximo año en autonomías y ayuntamientos, ha instado a los dirigentes y militantes del PP a trabajar intensamente, a "dar batalla con personalidad" y explicándose bien aunque asumiendo que no son perfectos.

"Perfectos sólo son en España -ha dicho irónicamente- los partidos de la oposición".

Ha augurado la victoria del PP en las próximas municipales y que Moreno logrará la Presidencia de la Junta de Andalucía, y ha reivindicado la trayectoria de su partido frente a otros que "no han aportado nada porque acaban de llegar y se creen que la historia comienza con ellos".

Se ha referido también a la disolución de ETA para congratularse de que la sociedad española haya derrotado a la organización terrorista "sin pagar precio político" y ha asegurado que en el futuro se respetará "la verdad": que "aquí no ha habido conflicto", sino unos terroristas que han matado a personas.