martes 4/8/20

Suspenden el juicio al Pequeño Nicolás previsto para junio por no ser seguro

La Audiencia de Madrid ha suspendido el juicio previsto para junio a Francisco Nicolás Gómez Iglesias, el Pequeño Nicolás, por hacerse pasar por representante del Gobierno en un viaje a Ribadeo (Lugo), al considerar que no es seguro en la situación actual de pandemia y no poder garantizar que asista el fiscal

Suspenden el juicio al Pequeño Nicolás previsto para junio por no ser seguro

En un auto fechado en mayo, al que hemos tenido acceso, la Sección 17 de la Audiencia madrileña suspende el juicio previsto para los días 23, 24 y 25 de junio por no considerar segura su celebración, "entre otras cosas por haberse asignado su conocimiento a determinado miembro del Ministerio Fiscal que habría de desplazarse desde fuera de la Península, y no existiendo seguridad de que en el momento del señalamiento exista un transporte fluido".

Añade que tampoco está garantizada una infraestructura que pueda asegurar el cumplimiento de la denominada distancia social entre los miembros del tribunal, entre los letrados o los inculpados, y de estos con los testigos.

Y solicita que se busque otra fecha para el juicio oral contra el Pequeño Nicolás y dos policías municipales de Madrid que presuntamente le acompañaron en el citado viaje, después de que el pasado 20 de mayo de 2019 el mismo juicio se suspendiera porque la letrada del principal acusado denunció que había recibido presiones.

Se trata de la causa abierta contra Gómez Iglesias por presuntamente hacerse pasar por un representante del Gobierno y de la Casa Real en un viaje a Ribadeo en agosto 2014, para organizar una comida con el empresario Jorge Cosmen. Fue acompañado por los dos agentes en una comitiva de cuatro vehículos de alta gama.

La Fiscalía pide para el joven siete años de cárcel y una multa de 81.000 euros por los delitos de usurpación de funciones públicas, falsedad en documento oficial y cohecho activo.

Para cada uno de los policías solicita cuatro años y dieciocho meses de prisión y multa de 4.500 euros por los delitos de usurpación de funciones públicas y cohecho pasivo.

La acusación popular que ejercen la Asociación de Policía Municipal Unificada de Madrid (APMU) y Podemos pide 11 años de prisión para Gómez Iglesias; la Abogacía del Estado, 21 meses de cárcel y una multa; y el Ayuntamiento de Madrid reclama tres años y medio de prisión.

Además de este proceso, Francisco Nicolás Gómez Iglesias tiene pendientes otros dos para los que ya se ha decretado apertura de juicio oral: uno acusado de simular en 2014 que era asesor del Gobierno para estafar a un empresario y otro por crear supuestamente una red con policías y cargos políticos de Madrid para obtener información policial y usarla a cambio de favores.

En 2018 fue absuelto por la Audiencia Provincial de un delito de injurias y calumnias al CNI, y se han archivado otras causas abiertas contra él desde que fue arrestado el 14 de octubre de 2014 acusado de hacerse pasar por miembro del CNI y del Gobierno. 

Comentarios