miércoles 23/9/20

El sucesor del alcalde de Polop defiende su inocencia y su relación con él

Juan Cano (PP), el sucesor del alcalde de Polop (Alicante) Alejandro Ponsoda muerto a tiros en 2007, ha defendido su inocencia y también su buena relación con la víctima, al comentar que siempre se sintió apoyado por el primero y al afirmar que hasta el último momento fue su más estrecho colaborador

El sucesor del alcalde de Polop defiende su inocencia y su relación con él

Cano es uno de los siete acusados por el asesinato de Ponsoda en el juicio con jurado popular que se sigue en la Audiencia Provincial de Alicante y por el que la fiscal pide 25 años de prisión para cada uno de los cuatro presuntos inductores (Cano, el empresario Salvador Ros y el dueño y gerente del club de alterne Mesalina) y 27 para los tres presuntos sicarios.

Concejal de Urbanismo y vicealcalde en el momento del crimen y posteriormente alcalde durante dos años, hasta que fue detenido, Cano ha asegurado que "jamás con nadie, en ningún momento y en ningún lugar" planeó el asesinato de Ponsoda, y ha atribuido su implicación en la investigación a la "manipulación" por parte de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

Ha admitido que sí ha estado en el prostíbulo Mesalina pero muchos años antes del asesinato, entre 2001 y 2002, y nunca después, por lo que ha negado la versión del testigo protegido que le incrimina al asegurar que le ha visto en el establecimiento fraguando el crimen en octubre de 2007.

De los investigadores de la UCO ha dicho ante los seis hombres y tres mujeres del jurado que son "gentuza" y unos "sinvergüenzas" ya que, en su opinión, han "calentado la cabeza" a algunas personas, entre ellas las dos hijas de Ponsoda, para tratar de culpabilizarle como "sospechoso número uno".

Durante una hora y diez minutos, Cano ha respondido a las preguntas de todas las partes con el objetivo de tratar de aclarar que entre 1991 y 2007 colaboró estrechamente y sin problemas con Ponsoda, quien tenía la máxima confianza en su persona.

Ha comentado, incluso, que Ponsoda le había trasladado su deseo de no repetir en los futuros comicios de 2011 y que le proponía a él sucederle, y que ambos hablaron que el alcalde dimitiría unos meses antes de las siguientes elecciones para que él "probara" durante un tiempo para saber "si le gustaba" estar al frente de la corporación.

En todo caso, Cano ha relatado que, al dirigir las áreas de Hacienda y Urbanismo, él era quien estaba al frente de "la gestión diaria" del ayuntamiento aunque siempre "con la absoluta confianza de Alejandro".

Ha negado que "jamás" le haya amenazado y ni tan siquiera que haya hablado mal del alcalde en público ni en privado, y ha querido aclarar que el empresario del calzado con el que supuestamente tramó el homicidio, Salvador Ros, no es su amigo y que ni siquiera se daba los buenos días o tomaba café con él.

Durante los años que ocupó la alcaldía tras el asesinato para sustituir a Ponsoda, Cano ha relatado que estaba "expectante por conocer quién lo ha hecho y por qué", y a preguntas de los abogados ha dicho que entre 2003 y 2007 no fue concejal porque le habían denunciado falsamente de soborno y aceptó voluntariamente la petición del partido en Alicante para apartarse temporalmente.

Además, de Cano ha declarado solo a preguntas de las defensas el empresario Salvador Ros para recordar, aparentemente emocionado, su amistad con Ponsoda y para negar que conociera a Juan Cano.

En declaraciones a los periodistas al término de la sesión, el gerente del Mesalina, Ariel Alberto Gatto, quien espera con "incertidumbre" la declaración de mañana del testigo protegido porque ha cambiado su testimonio en varias ocasiones.

Preguntado por por qué cree que este testigo les incrimina, según su versión falsamente, ha contestado que este hombre "hace once años que está cobrando del Estado". 

Comentarios