viernes 3/12/21

Sindicatos de Mossos ven "servilismo" del Govern a la CUP en modelo policial

Sindicatos de los Mossos d'Esquadra han denunciado el "servilismo" del Govern respecto de la "minoría social" de la CUP

mossos

Sindicatos de los Mossos d'Esquadra han denunciado el "servilismo" del Govern respecto de la "minoría social" de la CUP, ante lo que han alertado de que la seguridad pública podría quedar en manos de los que "miden la democracia en función de los contenedores quemados y policías heridos".

Así lo sostienen las organizaciones SME, USPAC, CAT, SEI, COPCAT, PSU y SPC en un comunicado conjunto días antes de la manifestación que los sindicatos de los Mossos d'Esquadra y las Policías Locales de Cataluña han convocado para el próximo sábado para ir del Parlament a la plaza de Sant Jaume de Barcelona a defender la seguridad pública y la "dignidad policial".

En la nota, los sindicatos advierten de que el "grupo minoritario" de la CUP quiere "neutralizar" el servicio público que garantiza los derechos y libertades y decidir,en la comisión del Parlament sobre el modelo policial -que presidirá la diputada anticapitalista Dolors Sabater- "cuándo, qué y cómo" tiene que actuar la policía.

"Este 'secuestro' parlamentario por parte de los antisistema, en el ámbito interno hasta el día de hoy se ha materializado en eliminar los servicios jurídicos específicos de la Consellería de Interior, la negativa a incluir a los policías en la 'paga covid', el vergonzoso recurso presentado por la Generalitat en la sentencia de Marcel Vivet -un independentista al que también acusó la administración catalana y que fue condenado a cinco años de cárcel-... y esto solo acaba de empezar", advierten los sindicatos.

Según el comunicado, con el nombramiento de Sabater como presidenta de la Comisión del Parlament sobre el Modelo Policial "todo indica que la seguridad pública de Cataluña se pondrá en manos de aquellos que miden la democracia en función de los contenedores quemados y los policías heridos por una minoría violenta".

"Lo que está claro es que, una vez más, el servicio público de seguridad en nuestra casa, la policía de Cataluña, sigue siendo moneda de cambio entre partidos políticos. Parece que para el Govern todo es sacrificable para continuar. Incluso para dejar a la sociedad en manos de aquellos que la quieren quemar", apuntan.

También denuncian que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, no se ha "dignado" todavía a escuchar sus reivindicaciones: "Su sometimiento al grupo parlamentario que realmente marca la política (en alusión a la CUP) es tal, que no han tenido ni la valentía de manifestarse dando apoyo a su policía". 

Comentarios