viernes 23.08.2019

El secreto de Nixon para anunciar la muerte de los astronautas del Apolo 11

Ni la NASA, ni el gobierno, ni los propios astronautas estaban seguros del éxito de la misión espacial, por lo que el ex presidente estadounidense tenía preparado un discurso para anunciar el fracaso del objetivo 
El secreto de Nixon para anunciar la muerte de los astronautas del Apolo 11

El aterrizaje del hombre en la luna es hasta ahora considerado como una de las más grandes hazañas de la humanidad. Con una tecnologia militada en plena Guerra Fría, la NASA logró que los astronauta del viaje espacial Apolo 11 llegaran al satélite y volvieran vivos a la tierra.

La historia del alunizaje es muy conocida, pues fue publicitada por el gobierno de los Estados Unidos durante años y su superioridad espacial fue reafirmada con las siguiente exploraciones a la Luna, pero ¿qué hubiera pasado si la misión fracasaba?

En 1999 se conoció el plan que tenía la administración del presidente Richard Nixon si el Apolo 11 fallaba. Sin la posibilidad de poder retornar, la tripulación, Neil Armstrong, Buzz Aldrin y probablemente Michael Collins, habrían muerto durante el viaje o en la Luna.

Ni la NASA, ni el gobierno, ni los propios astronautas estaban seguros del éxito de la misión. Nunca se había realizado antes. Esa fue la justificación para la elaboración del plan secreto, según detalla la revista Live Science.

En el plan se consideraba que si el Apolo 11 fracasaba, entonces el propio Nixon debía llamar a las esposas de Armstrong y Aldrin para informarles sobre la inminente muerte de sus parejas.

Luego el presidente se dirigiría a la nación para comunicar lo sucedido. Este escenario ya había sido contemplado antes del inicio de la misión, por lo cual el jefe de comunicación en la Casa Blanca, Frank Broman, y un astronauta del Apolo 8 se pusieron en contacto con el redactor de los discursos de Nixon, William Safire, para que elabore un discurso alternativo.

"Usted querrá considerar una postura alternativa para el presidente en caso de un desastre”, le dijeron en una llamada, de acuerdo al portal de Business Insider.

Aunque los astronautas lograran llegar a la superficie de la Luna, nada garantizaba que el módulo se pudiera poner en órbita de nuevo y volver a la Tierra. Esa era la parte más difícil del viaje.

"Si no hubieran podido conseguirlo habría que haberlos abandonado en la Luna, dejarlos morir allí. Los astronautas habrían tenido que morir de hambre, o suicidarse", señaló Safire en 1999.

El plan señalaba que si el módulo no hubiera podido volver, la transmisión de televisión se hubiera cortado de inmediato y el gobierno tendría que haber comunicado la muerte de los astronautas.

El mensaje destacaba el valor que tuvieron Aldrin, Armstrong y Collins e intentaba mostrar un panorama esperanzador ante la tragedia.

Tras la noticia, los astronautas recibirían una sepultura simbólica en el mar, en un evento público para conmemorar su hazaña.

A continuación contenido íntegro del discurso que estaba preparado para Nixon:

“El destino ha ordenado que los hombres que fueron a la luna a explorar en paz permanezcan en la luna para descansar en paz. Estos valientes hombres, Neil Armstrong y Edwin Aldrin, saben que no hay esperanza para su recuperación. Pero también saben que hay esperanza para la humanidad en su sacrificio. Estos dos hombres están dejando sus vidas en el objetivo más noble de la humanidad: la búsqueda de la verdad y la comprensión. Serán llorados por sus familiares y amigos; serán llorados por su nación; serán llorados por la gente del mundo; serán llorados por una Madre Tierra que se atrevió a enviar a dos de sus hijos a lo desconocido. En su exploración, animaron a la gente del mundo a sentirse como uno; en su sacrificio, atan con más fuerza a la hermandad del hombre. En la antigüedad, los hombres miraban las estrellas y veían a sus héroes en las constelaciones. En los tiempos modernos, hacemos lo mismo, pero nuestros héroes son hombres épicos de carne y hueso. Otros seguirán, y seguramente encontrarán su camino a casa. La búsqueda del hombre no será negada. Pero estos hombres fueron los primeros, y seguirán siendo los primeros en nuestros corazones. Por cada ser humano que mire a la luna en las noches venideras, sabrá que hay un rincón de otro mundo que es para siempre la humanidad”.

Información de "El Nacional"

Comentarios