lunes 16.12.2019

Salud Mental denuncia muertes de pacientes ingresados contra su voluntad

La Confederación Salud Mental España ha denunciado que se siguen produciendo muertes de personas con problemas de salud mental que habían sido ingresadas en centros hospitalarios en contra de su voluntad y sometidas a contenciones físicas

Salud Mental denuncia muertes de pacientes ingresados contra su voluntad

Así lo refleja en su "Informe sobre el estado de los derechos humanos de las personas con trastorno mental en España 2018", en el que alude a dos casos ocurridos este pasado año: el fallecimiento de una paciente ingresada en la Unidad de Psiquiatría del Hospital de Dénia (Alicante) y el de un joven en Abrera (Barcelona), al que se aplicó una contención física.

En el primer caso, se trata de una mujer que se quitó la vida ahorcándose en el baño de su habitación. Confederación Salud Mental recuerda que no se aplicaron las medidas preventivas necesarias para evitar este tipo de hechos: camas ancladas al suelo o mantas en lugar de sábanas que se pueden romper a tiras.

"Cada fallecimiento que se produce en un contexto de ingreso involuntario obliga a replantearse el modelo de atención que se ofrece a las personas con problemas de salud mental", reflexiona el informe, que cree que estas muertes no se deben sólo a "fallos en la seguridad".

A su juicio, esto son sólo "la punta del iceberg de todo un sistema de atención que requiere un replanteamiento desde su base". y pide apostar por mecanismos de atención más humanos y acordes con las normas y estándares internacionales de derechos humanos.

Confederación Salud Mental lamenta que todavía no se han dado los pasos necesarios para implantar de manera generalizada en España el modelo social de derechos humanos que implica la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Como ejemplo, apuesta por incidir más en la terapia en lugar de sobremedicar, para lo que es necesaria una mayor presencia de psicólogos clínicos en los centros sanitarios.

"De esta forma se ofrecería una atención más individualizada y eficaz para lograr la rehabilitación de la persona, pudiendo evitar la medicación en los casos más leves o complementarla de manera más eficiente en los casos más graves", argumenta.

También pide promover la concienciación sobre cómo se garantiza en la práctica el derecho al consentimiento informado de todos los pacientes en igualdad de condiciones y cree que es necesario facilitar los apoyos que sean necesarios para que las personas con problemas de salud mental puedan adoptar sus decisiones de manera autónoma y conforme a sus preferencias y a su dignidad personal.

Se refiere también al fallecimiento de un joven en Abrera, que fue trasladado de forma involuntaria por efectivos de los Mossos d’ Esquadra y del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) para su ingreso psiquiátrico y, en ese contexto, se le aplicó una contención física que le ocasionó la muerte por un paro cardiorespiratorio.

"Hay que apostar por la contención cero y hacer efectivos y garantizar los apoyos adecuados en el acompañamiento y tratamiento a las personas en momentos como este, para evitar incrementar la agitación y ponerlas en riesgo", señala.

Salud Mental España atendió en 2018 un total de 149 demandas, la mayoría de ellas de mujeres (74,5 %) y muchas de ellas relacionadas con la vulneración "constante y permanente" de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres que tienen algún problema de salud mental, "a las que se somete habitualmente a esterilizaciones forzadas, abortos coercitivos, o incluso, a la retirada de la custodia de los hijos e hijas", asegura. 

Comentarios