domingo 27/9/20

Revilla mantendrá pacto con el PSOE si respeta los compromisos con la región

El PRC exigirá al PSOE que respete la "autoridad" del presidente de Cantabria y defienda las compromisos que el Estado firmó con la región para que continúe la coalición que ambos partidos suscribieron tras las elecciones autonómicas para gobernar la comunidad autónoma

Miguel Ángel Revilla
Miguel Ángel Revilla

En una rueda de prensa, que se ha prolongado más de una hora, el líder regionalista y presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, ha sido taxativo respecto a las dos reivindicaciones que exigirá el PRC al PSOE dentro de la comisión de seguimiento del pacto que firmaron, que espera que se convoque "antes de una semana".

Revilla ha definido como "sainete" lo que ha vivido estos días tras el aviso del PSOE de que el pacto de Gobierno estaba roto si el PRC votaba no a la investidura de Pedro Sánchez como presidente, pero ha asegurado que no ha "tenido ni un minuto de insomnio", porque la estabilidad de Cantabria "no peligra para nada".

Y, por ello, ha aseverado que el PSOE debe respetar la figura del presidente y su "autoridad" y estar "al lado" del PRC "sin fisuras" para reivindicar ante el Gobierno central los compromisos que firmó con la región. "Si eso no se hace, no puede haber Gobierno y nosotros no decimos hoy una cosa y pasado otra", ha advertido.

"Yo no estoy dispuesto a estar en una coalición donde se ponga en duda la fidelidad y la obediencia al presidente de Cantabria, que es una institución", ha enfatizado Revilla, quien ha añadido que está "oyendo cosas" que le "asustan".

Ante el mayor número de periodistas que Revilla ha reconocido que ha visto hasta ahora en la sede del PRC, el líder regionalista ha avisado en varias ocasiones que no va a aceptar "represalias" por votar de forma "coherente" con lo que el PRC ha defendido "siempre", y ha asegurado que el Gobierno central tendrá el apoyo de su formación "en cantidad de cosas", como el desarrollo de la agenda social y los presupuestos, si recogen lo comprometido con Cantabria.

Ha insistido en que el no del PRC a Pedro Sánchez no ha sido "un calentón" y que ni él ni su partido han recibido "presiones de nadie", y ha dado a conocer que ayer le llamó la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, "preocupada", según el líder regionalista, por lo publicado sobre que "en la decisión del partido regionalista ha influido la presidenta del Banco Santander".

"En la vida me ha hablado a mi de política (Ana Botín)", ha dicho Revilla, quien ha pedido respeto y ha recordado que tiene casi 77 años y que a él no le presiona "nadie". "Basta que alguien poderoso me venga a decir alguna cosa, para que yo haga la contraria", ha subrayado.

Revilla ha considerado que si ha recibido presiones de alguien ha sido de su socio de gobierno, el PSOE, tras su aviso de que el pacto estaba roto si el PRC votaba en contra de la investidura de Sánchez, aunque finalmente, ayer, los socialistas anunciaron que siguen en el Ejecutivo para defender "un futuro progresista" para la región y evitar la política "de las derechas".

Acompañado del diputado nacional, José María Mazón, y la secretaria de Organización del partido y consejera, Paula Fernández, Revilla ha pedido respeto a la decisión de los regionalistas, que ha asegurado que no ha sido suya si no de los 61 integrantes de la ejecutiva del PRC, que representan a los 9.200 militantes del partido.

Ha reiterado que lo que decidió en junio el PSOE no es lo mismo que lo que ha hecho en enero, porque ha recordado que el PRC siempre ha hablado de la "línea roja" que supone "no respetar el orden constitucional" y que, a su juicio, es lo que refleja el acuerdo suscrito por los socialistas con ERC.

"El PRC no ha cambiado", ha afirmado Revilla, mientras que Mazón ha recordado que el acuerdo que firmó con el ministro de Fomento en funciones y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, recogía el sí del PRC para la anterior legislatura, pero los compromisos con Cantabria se habían mantenido "de palabra", sin estar condicionados al voto de los regionalistas en la nueva legislatura.

Comentarios