martes 30/11/21

Repsol acudió a Cenyt sin saber que era de Villarejo para investigar a Sacyr

La representante legal de Repsol ha explicado este lunes ante la Audiencia Nacional que la multinacional contrató a Cenyt, vinculada al excomisario José Villarejo, para investigar el intento de toma de control de Sacyr y Pemex sobre la petrolera, pero que no sabían que detrás se encontraba el policía

repsol_principal_620x350
Repsol

También ha declarado como persona jurídica investigada en esta pieza separada sobre los negocios del excomisario CaixaBank, que ha dicho que la entidad se sumó al encargo por cuestiones de interés estratégico y por su participación de miles de millones de euros en Repsol, si bien su interrogatorio continuará mañana.

Las dos cotizadas han comparecido a raíz de su imputación en la causa por el "proyecto Wine", desarrollado entre 2011 y 2012, sobre los trabajos encargados a Cenyt para investigar al expresidente de Sacyr, Luis del Rivero, por su relación con Petróleos Mexicanos (Pemex) de cara a hacerse con el control de Repsol.

Durante su interrogatorio de más de tres horas, Repsol ha defendido que la contratación fue legal y que se recurrió a Cenyt por su prestigio y porque cumplía con todos los estándares, ya que trabajaba para la Administración y para otras empresas del IBEX 35, según han indicado a Efe fuentes jurídicas.

El objetivo del encargo, ha añadido, era obtener más información acerca del pacto de sindicación entre la constructora española y Pemex, pero jamás se produjo ninguna acción intrusiva que afectara a terceras personas.

La representante legal de la petrolera ha descartado que se produjera irregularidad alguna durante el proceso y ha respaldado los sistemas de control preventivo y de detección de Repsol.

Del igual modo, se ha referido a la actuación del departamento de seguridad corporativa, dirigido entonces por Rafael Araujo, del que habría partido la idea de contratar a Cenyt, y ha aseverado que cuando una compañía como Repsol recibe un "ataque hostil", cada área trabaja para contenerlo.

Respecto a Villarejo, la multinacional ha insistido en que desconocían que el excomisario se encontrara detrás de la empresa que habían contratado.

No obstante, ha puntualizado, la ley de seguridad privada en vigor en aquella época no regulaba los servicios de inteligencia corporativa, como era este.

Además, no podían comprobar la situación de Villarejo en el Cuerpo Nacional de Policía porque el escalafón sólo lo podía consultar un miembro en activo.

La condición del excomisario en la época de los hechos es, precisamente, la base del presunto delito de cohecho activo sobre el que gira este caso.

En el reciente auto de imputación de Repsol y CaixaBank, el juez mostraba sus dudas sobre la diligencia empleada por las dos entidades en la contratación de Villarejo cuando éste aún era funcionario público.

Para el magistrado, pudo haberse producido un grave fallo al no comprobar que Cenyt nunca estuvo habilitada para ejercer actividades de seguridad privada, un trámite que puede efectuarse a través de la Unidad Central de Seguridad Privada de la Policía Nacional.

CAIXABANK SE SUMÓ AL ENCARGO POR SU PREOCUPACIÓN POR REPSOL

Por su parte, el representante legal de CaixaBank ha relatado que se sumaron al encargo dada su preocupación por lo que estaba sucediendo con Repsol, donde la entidad contaba con una participación de miles de millones de euros.

A preguntas de por qué no existe un contrato escrito con esos servicios, el banco ha sostenido que, a diferencia de ahora, entonces sí que era posible la contratación por un mero acuerdo verbal.

De hecho, han aclarado, el contrato lo había hecho Repsol, por lo que desde CaixaBank no veían que tuviera sentido formular otro.

La declaración del representante legal de la entidad continuará este martes a partir de las 16:00 horas. EFE

Comentarios