sábado 18.01.2020

Parlamento Alternativo de los Pueblos reclama justicia climática en la COP25

Justicia y más ambición climática, solidaridad y responsabilidad histórica han pedido los representantes de organizaciones sociales que han participado este sábado en un Plenario Alternativo de los Pueblos en la Cumbre del Clima de Madrid, que está a la espera del documento final

Parlamento Alternativo de los Pueblos reclama justicia climática en la COP25

Ese plenario ha estado presidido por el representante chileno Fredy Medina, con ascendencia aymara, quien ha abierto el "debate" y ha informado de que el artículo 6 del Acuerdo de París, que regula los mercados de carbono, es el que está provocando mayores escollos para cerrar el documento de la XXV Cumbre del Convención Marco de las Partes de Cambio Climático (COP25).

En declaraciones, Medina ha explicado que entre sus demandas está la inclusión de los "derechos humanos y los pueblos indígenas en ese artículo", cuestión que se ha "logrado en el preacuerdo", pero, tras las consultas con expertos, "no es garantía de que figuren en el documento final".

Medina ha recordado que los documentos que se discuten en esta COP25 llevan años en negociaciones, no son de ahora, ni de hace dos semanas, "por eso -ha afirmado- no podemos fallar y debemos luchar por la justicia climática".

El responsable de clima y energía de la organización ecologista SEO/BirdLife en la COP25, David Howell, ha explicado que, ante la "falta de acuerdo y el estado muy preocupante de los textos que se siguen negociando, todos los bloques de entidades observadores han convocado su propio plenario de cierre de la reunión" para hacer "su propio balance final y valoración de lo que sigue pasando en esta cita".

LA CUMBRE DE MADRID ES LA COP DE LAS PERSONAS Y LOS DERECHOS HUMANOS

Los asistentes de organizaciones de todo el mundo han incidido que "esta COP25 es la COP de las personas y los derechos humanos", aunque quienes negocian priman los intereses de las grandes corporaciones energéticas y multinacionales.

Alejandro González, de Christian Aid, ha dicho que Brasil es uno de los países que está poniendo mayores dificultades para el acuerdo final por "las salvaguardas ambientales para ejecutar proyectos" que traen como consecuencia la "expulsión de poblaciones de sus territorios, la destrucción de la biodiversidad y un alto coste medioambiental".

Los activistas han reclamado acciones urgentes porque el impacto del cambio climático lo están sufriendo ya muchas personas, "muchas están muriendo ya", ha denunciado un representante de Nueva Zelanda.

Una joven de Chad que hablaba en representación de los pueblos indígenas ha explicado que sus pueblos están sufriendo cambios estacionales y en los cultivos, con consecuencias más pobreza y conflictos entre poblaciones por el agua y el acceso a recursos.

La gente "nos está escuchando en todo el mundo porque ya sufre los impactos, no podemos decepcionarla", ha recalcado.

DEFENSA DE LOS VALORES TRADICIONALES

Hay que defender "sus conocimientos tradicionales y sus culturas. No hay tiempo que perder, es tiempo de actuar, pero buscando alternativas a los soluciones que solo benefician los pactos comerciales y a las grandes corporaciones".

Otro de los representantes ha afeado a los negociadores: "A esto llamáis ambición climática".

Sin embargo, ha agregado, lo que pretenden es que nuestra generación y las futuras "asumamos el coste de esta crisis climática".

La portuguesa Isadora Cardoso ha afirmado que existe una interconexión entre los derechos humanos, los del medio ambiente y las mujeres, pero los negociadores "desprecian esos derechos", y ha denunciado: "Los violadores de esos derechos sois vosotros".

Los participantes han hecho un llamamiento a los negociadores que se encuentran reunidos a pocos metros donde se ha realizado el evento -y que llevan retrasando la firma del documento final de esta reunión desde el viernes- más "acción climática y negociaciones del Acuerdo de París focalizadas en las personas y no en los intereses empresariales.

Han recordado que es necesario mantener el aumento de la temperatura global por debajo del 1,5 grados para evitar más daños y consecuencias como las que el planeta sufreo ya.

El acto ha finalizado con todos los participantes coreando "Justicia climática ya", momento en el que Medina ha tomado en brazos a un bebé que estaba en la sala con su madre. 

 

Comentarios