viernes 28/1/22

La OCU informa que el consumo de un coche actual es alrededor de un 30% superior al anunciado por el fabricante

La OCU solicita además que el Impuesto de Matriculación no solo responda al consumo del coche, también a las emisiones otros contaminantes como el NO2 y partículas

atasco

Los datos de consumo real de miles de vehículos apuntados por los conductores europeos a través de la plataforma MILE21, reflejan enormes diferencias con el consumo anunciado por el fabricante a partir de las mediciones de las pruebas de homologación del vehículo, denuncia la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

En concreto, los coches sujetos al anterior ciclo de homologación (el NEDC), que son la gran mayoría de los que circulan por nuestras carreteras, consumen más de un 6o% por encima de lo homologado. Una diferencia que, si bien se reduce cuando se trata de vehículos sujetos al actual ciclo de homologación (el WLTP), sigue siendo excesiva, puesto que puede llegar a superar el 30%. De ahí que OCU considere que dicho ciclo debe volver a revisarse, por considerar que se está engañando al comprador y futuro usuario del coche.

Eso sí, gracias a los consejos ofrecidos por la propia plataforma MILE21, también se ha comprobado que una conducción eficiente consigue una reducción del consumo de un 5%. Es decir, si se rebaja el consumo 0,2 litros a los 100 km, se consigue un ahorro de combustible de más de 50 euros al año para quienes recorran 20.000 km al año con su coche.

OCU anima a los conductores a conocer los consejos de eficiencia en la conducción a través de esta plataforma colaborativa y a dejar los datos de consumo de su coche con el fin de ampliar los datos y poder conocer qué marcas en concreto difieren en mayor medida del consumo real. Además, invita a los interesados a participar en un webinar gratuito mañana jueves 8 de julio, previo registro. Infromación sobre el webinar en este enlace.

 

 

Por último, OCU solicita al Gobierno que el actual Impuesto de Matriculación no solo responda al consumo del coche, también a las emisiones de óxidos de nitrógeno y partículas, por ser directamente perjudiciales para la salud y peligrosamente elevadas en muchas grandes ciudades.

Comentarios