domingo 28/11/21

El noroeste de España exige que no se admitan tratos bilaterales con Cataluña

Los presidentes de Galicia, Castilla y León y Asturias han exhibido este martes músculo y capacidad de entendimiento para acabar con la España "hemipléjica" en infraestructuras y han exigido al Estado que no permita a nadie "blindar lo suyo", en referencia al independentismo catalán

feijoo

En un acto en Madrid en defensa del Corredor Atlántico, tanto el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo (PP), como el de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (PP), y el de Asturias, el socialista Javier Fernández, han hecho piña y han apostado por la moderación y el sentido constructivo frente a los independentistas cuya única aportación es el "conflicto".

"No miren tanto a la derecha geográfica del mapa" ha dicho el 'popular' Núñez Feijóo al Gobierno poniendo el acento en las necesidades de las regiones del noroeste y, en especial, en el déficit de infraestructuras en comparación con el levante español.

Los tres presidentes autonómicos han querido dejar claro que el acto de hoy, en defensa de la ejecución del Corredor Atlántico, no tenía filiación política ni era electoralista (ya que se fijó antes de la convocatoria de las generales) y han coincidido en que una España "equilibrada" es "incompatible" con concesiones "y con hijos pródigos, que lejos de volver a casa, la denigran".

En su discurso, Feijóo ha rechazado las líneas rojas y ha reclamado "teléfonos rojos, que se descuelgan para defender España".

"No deberíamos estar nunca fuera de cobertura o con el terminal apagado cuando se trata de defender a nuestro país frente a desafíos que afectan a la esencia de la población española" ha subrayado el líder gallego.

Feijóo ha puesto en valor el Estado de las autonomías frente a los independentistas "que no sólo son insurrectos ante la Constitución, también ante el propio Estatuto de Cataluña".

A los independentistas "les estorba la autonomía" ha dicho el presidente gallego que también ha asegurado que "nada agradaría más al separatismo que tener en frente un centralismo absoluto que confirmara su falacia de que España no puede albergar la diversidad".

En la misma línea, se ha manifestado el presidente de Castilla y León, quien ha subrayado la "innovación" que supuso el modelo autonómico, que debe entenderse "como una realidad viva que debe evolucionar, no involucionar".

Para Herrera, el factor clave no es exigir más competencias sino gestionar bien las que se tienen y por ello ha considerado que España se construye desde la lealtad porque "las instituciones están por encima de partidos y personas".

Herrera ha puesto en evidencia el "desequilibrio" en infraestructuras entre el Atlántico y el Mediterráneo cuando el cincuenta por ciento del tráfico de mercancías entre la Península y Europa se realiza a través de la fachada atlántica y cantábrica.

El líder regional ha valorado el documento que sobre el Corredor Atlántico presentó hace unos días el Ministerio de Fomento en el sentido de que reconoce que se trata de un "proyecto de Estado".

No obstante, Herrera ha exigido que el Corredor Atlántico sea algo más que unas líneas diseñadas en un mapa y ha apostado porque se convierta en un espacio de integración e influencia de los diferentes territorios.

En su intervención, el presidente de Asturias también ha insistido en la capacidad de consenso de tres autonomías que parten de posiciones políticas distintas y lo ha justificado en que las tres creen que España no puede ser una tensión permanente entre las partes.

Y además, las tres coinciden, ha dicho, en que "ninguna diferencia nos importa si no se convierte en privilegio".

El presidente asturiano ha asegurado que los problemas que amenazan el Estado autonómico no son de índole técnica, sino de naturaleza política.

Fernández ha defendido el reequilibrio del mapa económico y social "cada vez más volcado hacia el Levante" y ha apostado por la relevancia económica y logística del Corredor Atlántico, capaz de garantizarla conexión con los puertos de Vigo, A Coruña, Avilés y Gijón. EFE

bf/msr

Comentarios