Martes 19.03.2019

El niño fallecido en una montería no salió de su puesto, según dos testigos

Dos cazadores que participaron en la montería de Guillena (Sevilla) en la que murió un niño de 4 años por el disparo de otro cazador han asegurado este miércoles ante el juez instructor que la víctima no se movió de su puesto cuando se produjo el impacto mortal, al contrario de la posibilidad que había apuntado la defensa del principal investigado basándose en un informe de la Guardia Civil

Un hombre practicando la caza. Imagen de archivo.
Un hombre practicando la caza. Imagen de archivo.

En el Juzgado de Instrucción número 16 de Sevilla han declarado estos dos cazadores que el día de los hechos, el pasado 19 de enero, estaban ubicados en el puesto 3 de caza de esa montería, mientras que el niño estaba en el puesto 2 y el autor del disparo en el 1.

De acuerdo con su relato, el niño estaba en su sillita en el momento del disparo y luego, al recibir el impacto, fue recogido por su padre, que inmediatamente buscó asistencia para intentar salvar la vida de su hijo.

Un tercer testigo, el titular del puesto 1 y acompañante del investigado, ha reconocido que el autor del disparo salió de la ubicación que tenía asignada por los organizadores de esa montería de jabalíes y disparó en dirección contraria.

Por los hechos fue detenido un cazador, L.A.G., de unos 60 años, en libertad provisional y al que el juez le atribuye un delito de homicidio por imprudencia.

El suceso tuvo lugar el pasado 19 de enero en el coto La Lapa, del término municipal de Guillena, situado en las primeras estribaciones de la sierra norte de Sevilla, y el menor, que se encontraba en la montería con su padre, recibió un disparo y fue atendido en el centro de Salud de Burguillos (Sevilla), hasta donde fue trasladado en helicóptero.

El disparo le provocó al menor un traumatismo craneoencefálico que le causó la muerte a pesar de los intentos de los médicos durante dos horas para salvarle la vida.

La ronda de declaraciones continuará el viernes, a la espera también de que llegue el informe de balística, ya que la representante de la acusación, que solicita la calificación de homicidio imprudente grave, cree que hay indicios de que la munición utilizada está prohibida para este tipo de monterías. 

Comentarios