lunes 3/8/20

¿Necesitas un programa para facturar?

Si sigues dependiendo de métodos tradicionales, esta información te puede interesar 

accountant-4008603_960_720
accountant-4008603_960_720

A pesar de las conocidas ventajas que ofrece el uso de un programa para la facturación en una empresa, son muchos los comercios pequeños e incluso de medio tamaño que aún siguen usando el casi rudimentario sistema tradicional y manual. Este método analógico puede resultar fácilmente en un auténtico caos y, además, puede ser fuente de multitud de problemas que se agravan cuando hay más de una persona encargada de las tareas de facturación.

La frustración, así como la pérdida de tiempo y esfuerzo se suman en estos casos para dar como resultado un comercio menos productivo. Si tienes un comercio y te encuentras en esta situación cada vez que tienes que hacer una factura o en cada trimestre a la hora de recopilar la información necesaria para rendir cuentas a la hacienda pública, es hora de implementar en tu negocio un programa de facturación.


Programa para facturar, la herramienta imprescindible
Las empresas que desean ganar tiempo y no dedicar horas a comprobar las facturas impagadas, recuperar facturas antiguas, llevar un orden efectivo en la facturación o constatar el día de pago de un cliente específico necesitan hacer uso de estas herramientas. De lo contrario, el tiempo de trabajo se pierde buscando papeles en los archivadores. Esos sistemas ya han quedado en el pasado gracias a la ayuda impagable de la informática.

El programa informático de facturación garantiza un proceso rápido, eficiente, ordenado, flexible y automatizado. Todo esto se suma para dar como consecuencia directa la siguiente serie de beneficios para la empresa:

- Las facturas mantienen siempre un orden correlativo. Ya no es necesario recordar el número de factura anterior, se evita la duplicidad, los errores derivados de la misma y el siempre posible fallo de intervención humana.

- Múltiples formas de acceso a las facturas. Ya sea desde el teléfono móvil, la tableta o el ordenador de la empresa, el sistema de facturación hace posible que la información esté disponible donde la necesites.

- Reducción evidente del papeleo. Las facturas se convierten en datos almacenados informáticamente y no es necesario acumular archivadores infinitos llenos de papeles.

Mejora la relación con los clientes
Un buen programa para la facturación te ayudará además a estudiar los datos de forma mucho más profesional para implementar mejoras en la empresa cuando así sea necesario. Comprobar la evolución de las ventas o las relaciones con un mismo cliente a través de gráficos es sencillo y muy revelador. Podrás distinguir la importancia de los clientes e implantar un tipo de servicio más personalizado para ellos.

También es interesante la opción de crear plantillas para las facturas o la gestión de las fechas de vencimiento de modo que se envíen de forma más fácil los recordatorios de pago sin olvidar ninguno.

En definitiva, un programa de estas características es un método altamente beneficioso para empresas de cualquier tamaño que ayuda también a los autónomos con el negocio más particular. Todos los niveles de negocio pueden incrementar su productividad con este método de gestión de facturas.

Comentarios