jueves 2/12/21

El Museo Hermitage Barcelona lleva al Ayuntamiento a la justicia

El museo Hermitage Barcelona ha decidido llevar al Ayuntamiento de la capital a los tribunales ante la negativa del consistorio a concederle el permiso para construir un centro 

hermitage
Imagen del Muaeo Hermitage en San Petersburgo

El museo Hermitage Barcelona ha decidido llevar al Ayuntamiento de la capital catalana a los tribunales ante la negativa del consistorio a concederle el permiso para construir el centro museístico en terrenos del Puerto de la ciudad, pese a la autorización inicial por parte del ente portuario.

En un comunicado difundido este martes, Hermitage Barcelona ha anunciado que "defenderá la legitimidad" de su concesión en el Puerto, para lo que ha presentado un recurso contencioso administrativo "tras agotar la vía administrativa y tratar de buscar el máximo de los consensos durante 10 años".

El museo asevera que se ha visto "obligado" a presentar este recurso contencioso contra el Ayuntamiento de Barcelona "como respuesta al proceso de judicialización iniciado por el propio consistorio, quien hace unas semanas presentó un recurso del mismo tipo contra Port de Barcelona", hecho que ha lamentado.

En el recurso presentado, Hermitage Barcelona sostiene que la postura del Ayuntamiento pretendiendo hacer valer una presunta potestad de veto equivale a otorgar a la alcaldesa y a la concejal de urbanismo "una facultad para derogar de forma arbitraria el planeamiento urbanístico vigente".

Esta situación conlleva, según la franquicia barcelonesa del museo de San Petersburgo, "una inseguridad jurídica que no solo afecta al proyecto Hermitage Barcelona, sino a cualquier otro desarrollo urbanístico en Barcelona".

Recuerda el museo que existe una concesión previa del Puerto de Barcelona aprobada el pasado 26 de mayo, tras una tramitación efectuada "con total transparencia y publicidad", si bien la decisión contó con el voto en contra de los representantes municipales.

"Hermitage Barcelona fue el único proyecto que se presentó con una propuesta para ese espacio y ha cumplido con el proceso de tramitación de forma escrupulosa", aseguran sus promotores, que entienden que tienen "todo el derecho a poder desarrollar el proyecto en este emplazamiento que legal y legítimamente le ha sido otorgado y para el cual ha sido concebido".

Tras la autorización inicial del Puerto, la concesión estaba condicionada a la firma de un convenio con el Ayuntamiento que concretara el proyecto cultural, y de la pertinente licencia de obras para construir el edificio, proyectado por el prestigioso arquitecto japonés Toyo Ito.

Sin embargo, a la decisión del Puerto de Barcelona el Ayuntamiento respondió con un primer recurso contencioso en contra de esta decisión "firmado personalmente por la alcaldesa Ada Colau", indica el museo Hermitage, que entiende que el consistorio "estaría vulnerando las competencias de la Autoridad Portuaria al intentar imponer su veto a la construcción del centro cultural".

Recuerda que durante los últimos diez años "de diálogo permanente con las autoridades portuarias y el Ayuntamiento", Hermitage Barcelona "ha modificado y adaptado el proyecto a los requerimientos que se le han exigido con el fin de favorecer su plena integración en la ciudad".

Según Ujo Pallarés, presidente del consejo de Museo Hermitage Barcelona, "es desconcertante que, después de haber seguido y cumplido escrupulosamente con todo el procedimiento y la legalidad, tanto la Autoridad Portuaria como nosotros nos encontremos ante esta situación", indica el comunicado.

"Lamentamos que tras estos diez años de esfuerzo para que este proyecto cultural sea una realidad para Barcelona, el Ayuntamiento nos haya llevado a este escenario judicial”, añade el directivo del museo.

Pese a las dificultades que está encontrando para desarrollar su proyecto en el puerto de la capital catalana, Hermitage Barcelona ha reiterado su voluntad de "seguir apostando por la ciudad".

En este sentido, Guy Vesey, director de la Hermitage Foundation UK, ha asegurado que "Hermitage Barcelona sigue queriendo estar en la ciudad y espera poder desarrollar aquí su proyecto artístico cuando el proyecto sea acogido por la actual o la futura administración local”.

Vesey ha expresado su deseo de "estar en Barcelona con la ilusión de compartir con la ciudad la extensa colección de Hermitage y fomentar el diálogo entre culturas de dos urbes como San Petersburgo y Barcelona, ambas con una gran riqueza y sensibilidad cultural”.

Hermitage Barcelona ha agradecido el apoyo recibido del Puerto de Barcelona para acoger el proyecto y facilitar la consecución de un acuerdo que "lamentablemente, no se ha producido por el bloqueo constante de una parte del Ayuntamiento".

También ha mostrado su agradecimiento por "el apoyo constante de la ciudad, sus vecinos y de la mayoría de sus representantes en el consistorio municipal, así como del resto de entidades e instituciones que se han pronunciado a favor de Hermitage Barcelona. 

Comentarios