sábado 31/10/20

Los Mossos desarticulan a una familia dedicada al tráfico de cocaína

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado en Roda de Ter (Barcelona) un grupo criminal, formado por seis hermanos, dedicado a la distribución de cocaína en la Cataluña central, en una operación que ha permitido detener a 15 personas e intervenir 12 kilos de cocaína, 20 de hachís y más de 300.000 euros

Según informa este sábado la policía autonómica, la investigación comenzó el pasado mes de julio cuando los Mossos detectaron en Roda de Ter un importante volumen de transacciones relacionadas con el tráfico de cocaína.

La investigación permitió determinar que en esta localidad se habían instalado seis hermanos de nacionalidad marroquí dedicados a proveer de drogas diferentes puntos de venta, especialmente en la comarca de Osona, pero también a puntos del Bages, Alt Penedès e incluso Cerdanya y sur de Francia.

Los seis hermanos lideraban el grupo y se habían rodeado de un entramado criminal para conseguir sustancias estupefacientes en grandes cantidades que volvían a vender a distribuidores directos.

Los principales proveedores de estos hermanos eran dos hombres de nacionalidad dominicana, con domicilios en Barcelona, quienes les hacían llegar la cocaína oculta en el doble fondo de vehículos y que, posteriormente, la ocultaban en diferentes puntos, donde la adulteraban para aumentar la cantidad y venderla a terceros.

El pasado 13 de octubre, martes, los Mossos establecieron un operativo que permitió detener a 9 personas y entrar en 12 domicilios, tres en Roda de Ter, tres en Sant Hipòlit del Voltregà, uno en Manlleu, dos en Vic, uno en Santa Eugènia de Berga y dos en Barcelona.

Dos días después, el jueves, se estableció un segundo operativo en el que fueron detenidas seis personas y se practicaron cinco entradas en domicilios de Manresa, Sant Fruitós de Bages, Àvia, Cardona y Puigcerdà.

En uno de los domicilios de Barcelona, la policía localizó 47.000 euros, que eran el resultado del pago de los hermanos por uno de los envíos que habían recibido hacía pocos días, lo que, según los Mossos, denota el gran movimiento de sustancias estupefacientes que realizaba habitualmente el grupo.

En los domicilios, también fueron intervenidos 7,5 kilos de cocaína, 20 de hachís y 195.000 euros en efectivo, así como sustancias para cortar la cocaína y material para embalar y distribuir la droga, que se sumó al que ya se había intervenido en la primera intervención.

Los nueve detenidos del martes pasaron a disposición judicial ante el juzgado de Vic que instruye el caso, que decretó el ingreso en prisión para seis de ellos; y los seis detenidos el jueves pasarán hoy a disposición judicial. 

 

Comentarios