martes 26/1/21

La ministra Teresa Ribera reconoce que no le gusta la forma de trabajar de Podemos

Las nuevas diferencias en el Ejecutivo han surgido a raíz de la subida de los precios de la electricidad

La vicepresidenta cuarta del Gobierno, Teresa Ribera, confesó este jueves que le gustaría “trabajar de otro modo” con Unidas Podemos en el seno del Gobierno de coalición, con discreción y sin generar tanto “ruido”, pero “cada cual parte de culturas políticas diferentes” y “a ellos les parece que este es el mecanismo con el que se siente más cómodos”.

En declaraciones a RNE, la ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico fue preguntada por la disputa que ha surgido en el seno del Ejecutivo entre los dos socios de coalición a cuenta de la subida de los precios energéticos, y lamentó el modo en que se están aireando esas diferencias.

“Creo que venimos de culturas políticas distintas. Yo soy partidaria de trabajar juntos y en equipo en la misma habitación, explicando todas las diferencias y poniéndonos de acuerdo incluso a la hora de identificar esas diferencias, siendo prudentes y discretos y no trasladando a la gente una sensación de incomodidad, trabajando juntos sin excesivo ruido”, añadió la ministra. “Me gustaría trabajar de otro modo, pero entiendo que cada cual parte de culturas políticas diferentes, y probablemente estando muy de acuerdo en las cuestiones más importantes que estamos abordando, porque no puede ser de otro modo ya que forma parte de nuestro acuerdo de coalición, a ellos les parece que este es el mecanismo con el que se sienten más cómodos”.

"MECANISMOS COLCHÓN"

Ribera reiteró su posición desfavorable al establecimiento de un precio fijo energético porque ve “complicado” hacerlo con el diseño actual que tiene la UE para el mercado marginalista. “Otra cosa sería valorar si hay mecanismos colchón que permitan mitigar el impacto cuando haya picos tan altos por cuestiones de escasez”, apuntó.

Preguntada por cuáles serían esos posibles “mecanismos colchón” a poner en marcha, dijo que es algo en lo que está el Ejecutivo, determinar "si hay maneras de paliar esa subida para las tecnologías inframarginales que no se ven afectadas por la alteración de los costes de las tecnologías que marcan el precio para todo el mercado”.

“Es verdad que el hecho de que esté alto el precio del C02 afecta al precio de generar con gas pero no otras tecnologías que no emiten C02, pero la posibilidad de intervenir ahí es complicada. Por eso, nuestra principal apuesta hasta el momento ha sido acelerar la penetración de renovables y fortalecer los mecanismos de protección de consumidores vulnerables. Si hay margen para introducir otra variables, nos hemos comprometido a explorarlas en el Gobierno de coalición”.

Sobre una rebaja individualizada del IVA a personas con dificultades para pagar el recibo de la energía, afirmó que el debate de las medidas fiscales para abordar la pobreza energética lo “tutela” Hacienda, pero su posición es que España necesita un sistema robusto de ingresos tributarios para paliar las necesidades de los más desfavorecidos, “y no tanto reducciones lineales fiscales para todo el mundo con independencia de cuál sea su nivel de renta”.

Respecto al alza de los precios de la luz de estos días coincidiendo con el temporal, volvió a pedir “prudencia” en los análisis hasta que la CNMC emita su valoración sobre lo que ha ocurrido.

Comentarios