martes 26/1/21

Ley Celaá, la abogada que sigue luchando para que la educación online sea una realidad

María Amparo Martínez Marián, abogada y madre, cuenta en exclusiva a ESTRELLA DIGITAL cómo ha conseguido que se le cierre el expediente de absentismo que se le había abierto

María Amparo Martínez Marián, la abogada y madre que sigue su "cruzada" para el reconocimiento de la educación online, ha conseguido que se le consideren como válidos los informes médicos privados, así como que se modifiquen ciertos criterios de actuación en los protocolos de absentismo durante la pandemia, mientras nos asegura que seguirá luchando porque la educación online sea una realidad en toda España y que seguirá dando voz a esta situación.

Si la madre trabajadora consiguió más de 30.000 firmas en tan sólo dos semanas, que su  enmienda a la Ley Celaá, fuese una de las que entró dentro de la cámara para su aprobación, con más de 32.600 firmas a 16 de diciembre, ahora, después de 3 meses de lucha sin descanso, ha conseguido que se su expediente de absentismo por fin se le haya cerrado.

Nos cuenta la abogada que sin duda la presentación de su denuncia ante la Fiscalía de Menores el pasado 13 de noviembre ha dado sus frutos y ha sido clave para la consecución del cierre, ya que desde el día siguiente de su presentación, la fiscalía comenzó la investigación y se libraron oficios a la Concejalía de Educación y a servicios sociales para el esclarecimiento de los hechos, y el 16 de diciembre le comunicaron que su expediente de absentismo había sido cerrado.

Aún así, su lucha no ha terminado porque aún le falta por conseguir que la educación que reciba su hijo sea totalmente online, por este motivo el procedimiento ante la Fiscalía de Menores, así como el iniciado por auxilio judicial del art. 158 del Cc aún siguen vivos hasta la consecución de todos los objetivos de la abogada.

El comienzo de su lucha por la sociedad española.

Como ya les contábamos desde ESTRELLA DIGITAL en seguimiento de este caso de lucha por el común de los niños españoles (y de sus familias a las que pueden poner en riesgo por el coronavirus), María Amparo denunció públicamente que, con "el comienzo del curso escolar, en pleno inicio de la segunda ola de la pandemia y con un protocolo higiénico-sanitario de más que dudosa eficacia para dotar a las aulas de la seguridad total en las mismas, emitiendo constantemente mensajes contradictorios, como la prohibición actual de poder reunirse con un máximo de 6 personas, y permitiendo que en las aulas hayan más de 20 alumnos, ya que no se bajan ratios, (ya que en la actualidad hay miles de aulas con ratios por encima de 25 alumnos)". En opinión de la abogada respecto de las condiciones de los escolares en sus centros educativos, "ni se han desdoblado aulas, ni disminuido horarios, ni se respeta la distancia mínima de seguridad, ni se han dispuesto de lugares más amplios para la concentración de alumnos". 

Aún a día de hoy, pese al reconocimiento expreso por las autoridades de que la principal vía de contagio es por aerosoles, nos recuerda la abogada de la existencia de directiva europea  DIRECTIVA (UE) 2020/739 DE LA COMISIÓN de 3 de junio de 2020 por la que se modifica el anexo III de la Directiva 2000/54/CE del Parlamento Europeo y del Consejo en lo que respecta a la inclusión del SARS-CoV-2 en la lista de agentes biológicos que son patógenos humanos conocidos, así como la Directiva (UE) 2019/1833 de la Comisión  En base a esta directiva el Sars-Cov2 es considerado como patógeno humano del grupo de riesgo 3.

Habida cuenta la gravedad de la pandemia de COVID-19 y considerando que todos los trabajadores tienen derecho a un entorno de trabajo saludable, seguro y adaptado, tal como estable en el principio 10 del pilar europeo de derechos sociales, la presente Directiva debe establecer un plazo de transposición breve. Sobre la base de una amplia consulta, se consideró adecuado un período de transposición de cinco meses. 

 

Art. 3 de la directiva estipula que  “ Los Estados miembros pondrán en vigor, a más tardar el 24 de noviembre de 2020, las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas necesarias para dar cumplimiento a lo establecido en la presente Directiva. Comunicarán inmediatamente a la Comisión el texto de dichas disposiciones.” 

La abogada lamenta, que a pesar de que esta directiva europea es de directa aplicación y debería haberse cumplido ya el 24 de noviembre de 2020, la realidad es que por parte de las administraciones no se está haciendo nada para garantizar la seguridad en las aulas y en virtud al principio de precaución ya deberían estar instaladas en todos los centros escolares los purificadores de aire con filtros HEPA, así como los medidores de Co2.

 “Mientras todo esto no se consiga sigue siendo del todo necesario que se reconozca la opción de educación online en tiempos de pandemia”.

Retos conseguidos

A raíz de su denuncia, María Amparo Martínez Marián nos cuenta que ha conseguido que por parte de la Administración se reconozca la validez de los informes médicos privados para acreditar las patologías del menor o de los convivientes, ya que al comienzo del curso estos informes se estaban rechazando por las distintas administraciones exigiendo que los mismos fueran emitidos por médicos de la Seguridad Social, circunstancia ésta totalmente contraria a derecho según nos relata la abogada.

 

Del mismo modo también se ha conseguido que tanto en la Comunidad de Madrid como en el País Vasco se cambien los criterios de los protocolos de absentismo, admitiendo que se cierren los expedientes de absentismo tanto cuando los niños tengan patologías susceptibles al Covid como de los convivientes cuando estos sean personas de riesgo con patologías susceptibles al Covid.

¿Y ahora qué?

Son pequeños logros, pero son insuficientes según la jurista, ya que lo que pretendemos es que se consiga lo mismo a nivel nacional. Resulta paradójico que una familia en Madrid con un menor con patologías pueda recibir su educación online y tenga derecho a esa educación y a su evaluación y sin embargo por ejemplo el mismo niño si vive en Ceuta no la pueda recibir.

Necesitamos una solución urgente a nivel nacional para que no se estén dando este tipo de desigualdades sociales simplemente condicionada por el lugar de residencia o de nacimiento. El Estado tiene una gran oportunidad para llenar este vacío legal, que está dejando desprotegidos a miles de menores que llevan todo un trimestre sin recibir educación. En situaciones excepcionales como la que estamos viviendo debemos dar igualmente respuestas excepcionales, el Estado y las Comunidades no pueden mirar hacia otro lado, es hora de sentarse a la mesa todos juntos y tomar una decisión conjunta por el bien de los niños y por no dejar desamparadas a miles de familias que llevan 3 meses en una lucha titánica por conseguir que se le reconozcan a sus hijos unas educación digna y segura en tiempos de pandemia.

La abogada nos recuerda que en la reunión que mantuvo el pasado día 16 con el Gabinete de la Secretaría de Estado de Educación, representado por Juan López, Vocal Asesor del Gabinete del Secretario de Estado de Educación y con Pilar Pardo de la Alta Inspección, representante del Ministerio de la Comisión Covid, donde expuso la enmienda que presentó a la Ley Celaá en la que defendió el de derecho a una educación telemática en tiempos de pandemia, el gabinete no solo le trasladó que “la enmienda tiene una justificación suficiente para tratar de verla con el impulso suficiente para obtener el mejor de los resultados”, sino que le agradeció la fundamentación de la enmienda así como la labor que estaba haciendo al frente de España Online Educa y dejó la puerta la puerta abierta para cualquier cosa que quiera comunicarle y que seguían en contacto, y que aprovechará esta vía de comunicación que le ha dejado abierta el Gobierno para seguir reivindicando este derecho de tantas familias y poder reconducir y trabajar en esta línea para que el inicio del curso escolar sea de lo más fructífero y seguro para todos sin exclusiones.

Son pequeñas batallas conseguidas, aunque todavía queda mucho camino por recorrer.  

María Amparo nos cuenta que si bien está contenta con todo lo conseguido, aún queda mucho camino por recorrer y que su lucha terminará cuando todos los niños de España que lo hayan solicitado puedan tener una educación telemática, sus expedientes de absentismo se hayan cerrado y se haya conseguido que se evalúen a miles de niños, que con las vacaciones de Navidad también han recibido en sus boletines de notas “1” y “2” en sus calificaciones pese a no haber sido evaluados por sus profesores, con esta moneda injusta se está pagando a esos niños que han estado trabajando en sus casas durante todo un trimestre, entregando tareas a sus profesores, y en lugar de encontrarse en las notas un “NO PRESENTADO”, se han encontrado un “SUSPENSO” sin haber sido evaluado. Sin duda un atropello en toda regla.

El reconocimiento

La labor realizada por la abogada al frente de la Plataforma OnlineEduca, con su petición de firmas, la presentación de la enmienda y en definitiva por la lucha para la consecución de que la educación online en tiempos de pandemia pueda llegar a ser una opción reconocida en la ley, ha sido reconocida por la plataforma Ceuta TeleEduca, la cual homenajeó a María Amparo Martínez el pasado 19 de diciembre de 2020 con la entrega de una placa homenaje como “Madre Coraje en agradecimiento por su lucha en favor del derecho a una educación telemática para alumnos con patologías y familiares de riesgo. Una madre con coraje es una multitud".

Comentarios