lunes 16.12.2019

La Justicia recupera 11 millones un año después de la detención de Zaplana

Los investigadores del caso Erial, en el que se encuentra investigado el exministro y expresident de la Generalitat Valenciana Eduardo Zaplana, han logrado recuperar alrededor de 11 millones de euros desde la detención de quien fuera líder del PP valenciano, de la que este miércoles se cumple un año

La Justicia recupera 11 millones un año después de la detención de Zaplana

La Fiscalía Anticorrupción sospecha que Zaplana y sus colaboradores pudieron apoderarse de unos 17 millones de euros en comisiones irregulares por las adjudicaciones de la gestión de las ITV autonómicas y del plan eólico de la Comunitat Valenciana.

Según han informado fuentes de la investigación, más de la mitad de estos fondos, unos 5,7 millones de euros, provienen de cuentas gestionadas por el abogado uruguayo Fernando Belhot en Suiza, y ya se encuentran depositados en la cuenta del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia.

Como publica este martes Eldiario.es, Belhot había consignado anteriormente 200.000 euros de cuentas que gestionaba en España y tiene pendiente aportar aproximadamente otros 800.000 euros (en dólares).

El 22 de mayo de 2018 la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil detuvo en Valencia al expresident, a dos de sus supuestos testaferros (Juan Francisco García y Joaquín Barceló) y los empresarios -y sobrinos de Juan Cotino- Vicente y José Cotino, por delitos de cohecho, blanqueo de capitales, malversación y prevaricación.

Además del dinero recuperado, se han embargado propiedades, la mayoría en la Costa Blanca y gestionadas a través de empresas interpuestas, a García, Barceló y Zaplana que podrían alcanzar los 4,3 millones de euros.

El papel de Belhot, que según consta en el sumario del caso Erial fue contactado por Zaplana para gestionar el dinero de los supuestos sobornos tras la privatización de las ITV valencianas, ha sido clave tanto a la hora de apuntalar la acusación contra el también exportavoz del PP en el Congreso y exdirectivo de Telefónica como en la recuperación de los fondos obtenidos supuestamente de forma ilícita en un tiempo récord.

Los investigadores consultados no ocultan una notable satisfacción por el acuerdo alcanzado tanto con Fernando Belhot como por la colaboración con la abogada Beatriz García Paesa, sobrina de Francisco Paesa (relacionado con los conocidos "papeles de Laos" del caso Roldán).

Su testimonio acusa directamente al ex director general de la Policía y expresidente de Les Corts Valencianes con el PP, Juan Cotino, de haber llevado personalmente más de 640.000 euros a Luxemburgo para iniciar la trama empresarial a través de la que se canalizaron los sobornos.

El acuerdo con Belhot, según las fuentes judiciales consultadas, no ha supuesto perjuicio ni renuncia alguna para el erario público o las acusaciones, dado que la actividad de gestión de patrimonios que realiza en Uruguay es lícita.

Y en caso de haber sido imputado, probablemente los fondos que estaban bajo su tutela y que supuestamente pertenecían a Zaplana y sus colaboradores habrían quedado bloqueados en Suiza.

Junto al expolítico del PP, que desde febrero está en libertad provisional tras ocho meses y medios en prisión, otros investigados conocidos hasta ahora son el abogado Francisco Grau, la mujer de Zaplana, Rosa Barceló, y la secretaria personal del expresident, Mitsuko Henríquez.

A todos ellos hay que añadir, según consta en el sumario, la exdiputada del PP en Les Corts Valencianes Elvira Suanzes por su presunta participación en el blanqueo de fondos ilícitos obtenidos por Zaplana, enfermo de leucemia y trasplantado de médula, que estuvo ingresado en el hospital La Fe de Valencia de diciembre a febrero por un empeoramiento de su estado de salud.

Desde febrero comparece semanalmente en la Ciudad de la Justicia de Valencia y tiene retirado el pasaporte.

Comentarios