jueves 9/12/21

El juez suspende la declaración de mañana de Riaño en el caso BBVA-Villarejo

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha acordado suspender la declaración del inspector jefe de Policía jubilado Constancio Riaño, prevista para mañana en el marco de la causa por los encargos del BBVA al excomisario José Villarejo, según han informado a Efe fuentes jurídicas

5d3f0c80e0d9f_bbva-

El magistrado, que ya le ha emplazado para el próximo 13 de abril, ha adoptado dicha decisión después de que la defensa de Riaño así lo solicitara al coincidir la comparecencia con un juicio que la letrada tenía señalado para ese mismo día.

En su escrito, la representación de Riaño, rogaba además al juez que "teniendo en cuenta el volumen" de esta pieza separada del caso Villarejo, se fijara su declaración "con tiempo suficiente para que la defensa pueda instruirse debidamente".

La pasada semana, el juez de apoyo Joaquín Elías Gadea citó al inspector jefe jubilado -que ya se encuentra pendiente de juicio en otra de las piezas por los negocios del excomisario-, junto con otros dos policías, José María Serrano Ydigoras y Manuel Novoa, por facilitar presuntamente información de terceras personas.

Las mismas fuentes apuntan que tanto la declaración de Serrano como la de Novoa se mantienen para mañana.

También está previsto el interrogatorio como investigado del abogado Juan Vila-Coro Clot, que a comienzos de año declaró por el presunto rastreo al empresario Joaquín Molpeceres por más de 400.000 euros.

La "operación Trampa" gira en torno a los supuestos servicios de espionaje a políticos, empresarios y periodistas que el banco encargó al excomisario desde 2004, cuando la constructora Sacyr inició un movimiento para tratar de tomar el control de la entidad que finalmente no tuvo éxito.

A mediados de 2019, el juez acordó la imputación del BBVA y de quien fuera su presidente Francisco González en un procedimiento en el que figuraban como investigados otros exdirectivos como el ex jefe de seguridad Julio Corrochano, el ex consejero delegado Ángel Cano y el ex responsable de riesgos Antonio Béjar.

A ellos y a otros cargos se les investiga por presuntos delitos de cohecho activo y descubrimiento y revelación de secretos.

Con motivo del levantamiento del secreto de sumario, el juez consideró que los trabajos encargados supuestamente por BBVA a la empresa de Villarejo entre 2004 y 2017, supusieron una "reiterada injerencia" en los derechos de las personas "mediante el acceso a sus comunicaciones, seguimientos personales o el acceso a su documentación bancaria".

Argumentos que retomaron los fiscales en su último informe, en el que recordaba que, a tenor de los investigadores, la factura de los "múltiples" servicios prestados por Cenyt a BBVA ascendió a 10,2 millones de euros. EFE

Comentarios