viernes 27/11/20

Jornada 47. Los vídeos han tenido que esperar

Pese a que muchos pensaban que este lunes sería el día en que se comenzarían a ver los centenares de vídeos del "procés", esto ha tenido que esperar al dar el tribunal la sorpresa y pedir a las partes que citasen los documentos propuestos, lo que ha sumergido en el letargo a muchos de los presentes

LA FRASE: "A la vista de la configuración del trámite de la documental, por parte de esta defensa manifiesto que me doy por instruido del contenido y puedo pasar directamente al trámite de impugnación, si lo estima conveniente".

Ha sido la frase que ha pronunciado el abogado Xavier Melero para intentar cortar con la larga enumeración de documentos.

LA IMAGEN: La del cansancio. De todos. De unos acusados que se llevaban las manos a la cabeza y mostraban evidentes signos de agotamiento mientras la abogada del Estado enumeraba durante más de una hora su larga lista de documentos propuesta.

El de la propia abogada del Estado, atónita de tener que estar relatando, uno por uno, los documentos que ya había ofrecido en sus 92 páginas de escrito.

También el de las defensas, que asistían perplejas a lo que ocurría, e incluso el del tribunal, cuyos miembros no han evitado gesticular y hablar entre ellos al ver que su decisión implicaba que la jornada se alargase al infinito.

EL PROTAGONISTA: La abogada del Estado, Rosa Seoane, que se ha esforzado en explicar que no tenía mucho sentido que enumerase todos los documentos que proponía cuando venían referenciados en un escrito aportado a las partes.

Lo ha intentado en varias ocasiones e incluso ha recordado que su escrito tenía 92 páginas y los iba a relatar uno por uno pero el tribunal ha insistido y ha llevado a las partes a escuchar durante una hora el monólogo de Seoane, que no ha podido evitar gesticular contrariada en varias ocasiones.

Su enumeración ha acabado cuando Xavier Melero, letrado de Joaquim Forn, ha abierto la puerta a acabar con aquello, algo que han apoyado todas las defensas y ha acordado el tribunal.

LA ANÉCDOTA: A las 12.00 horas, los pasillos del Tribunal Supremo se han convertido en un ir y venir de letrados, periodistas y también miembros de las acusaciones, que no acababan de entender lo que había pasado en la sala.

El tribunal, quizá con un exceso de garantismo, había pedido a las partes que enumerasen, uno a uno, todos los documentos que querían que fuesen fruto de valoración para poder ser impugnados.

Sin embargo, la Fiscalía no lo ha acabado de entender y ha citado solo algunos de los propuestos, lo que ha llevado a todos a una confusión que han utilizado las defensas para argumentar que eso podía suponer que renunciaba a los que no había nombrado.

La Fiscalía lo ha negado y ha intentado formular protesta si el tribunal no se pronunciaba al respecto. La sala lo hará mañana.

AGENDA: El juicio continúa mañana con la fase documental a partir de las 10.00 horas. 

Comentarios