sábado 29.02.2020

Las instituciones alertan del negacionismo al recordar el Holocausto

Representantes de las instituciones han coincidido este lunes en alertar de los peligros que supone el negacionismo de la barbarie nazi en la conmemoración del Día del Holocausto celebrado un año más en el Senado con asistencia de miembros de los colectivos exterminados durante el nazismo

Las instituciones alertan del negacionismo al recordar el Holocausto

La presidenta del Senado, Pilar Llop, ha clausurado el acto con un discurso en el que ha afirmado que no se puede tolerar el olvido ni el negacionismo, ya que “el olvido es el envés de la mentira”, y ha añadido que hay que combatirlo con “la verdad y el conocimiento” de una masacre que costó la vida a más de seis millones de personas.

El mismo día en que se cumplen 75 años de la liberación de Auschwitz, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha clamado por su parte para no olvidar nunca la "verdad" de los asesinatos de judíos, gitanos, homosexuales y combatientes republicanos "porque eran diferentes", y ha advertido que "la peor de las indignidades que podríamos añadir a sus asesinatos" sería olvidarlos.

Así, ha emplazado a "impedir a quienes pretenden que lo hagamos" y a combatir "a quienes lo niegan para no arrostrar el sufrimiento que esta verdad supone" porque, ha añadido, sobre el "dolor" dejado sobre estos crímenes "hemos de seguir construyendo la única ética posible de la convivencia, que es la democracia".

"Su dolor nos tiene que seguir ayudando a este trabajo", ha proseguido, marcado por la "racionalidad" y la "compasión", al tiempo que ha hecho un llamamiento a las mujeres para liderar esta tarea e "impedir retrocesos, olvidos y que el odio se convierta en una posibilidad de espacio que conduzca directamente a un delito".

La receta contra el olvido y frente a quienes niegan el Holocausto la ha aportado el presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, Isaac Querub, quien ha reivindicado el valor de la “diferencia” y ha abogado por una educación que evite que “ningún ser humano vuelva a sufrir por el hecho de ser diferente”.

Más de seis millones de judíos fueron exterminados por los nazis pero también más de 500.000 gitanos y miles de personas enviadas a las cámaras de gas por ser homosexuales, discapacitados o por su ideología política, como es el caso de los 10.000 republicanos españoles confinados principalmente en Mauthausen.

En su nombre, la vicepresidenta de Amical Mauthausen, Concepción Díaz Berzosa, ha alertado de los discursos xenófobos y racistas y ha denunciado la falta de respuesta contundente por parte de las instituciones democráticas; Díaz ha recordado que Hitler llegó al poder respaldado por el 43% de los electores en 1933.

También ha tomado la palabra en antiguo salón de sesiones del Senado el director del Instituto de Cultura Gitana, Diego Luis Fernández.

Ha explicado que el extermino de su pueblo fue además un exterminio cultural -“No les interesaba nuestra cultura”, ha afirmado- y para estos hechos no se vuelvan a repetir ha pedido apoyo para solicitar a la UNESCO de que la cultura gitana sea declarada Patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad.

En la conmemoración del Día Oficial de la Memoria del Holocausto y la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad, que se celebra cada año por estas fechas, se han escuchado plegarias, poemas y piezas musicales y se han encendido seis velas en recuerdo de los seis millones de judíos exterminados en la "Shoah", término hebreo para referirse al Holocausto.

Han asistido, junto a Calvo y la ministra de Educación, Isabel Celaá, diputados, senadores, diplomáticos y representantes de los colectivos de víctimas. 

Comentarios