martes 13/4/21

Estrella Digital

EDITORIAL

Los ‘illuminatis’ separatistas de la escuela catalana

cataluña

Escándalo sobre escándalo, y muchos de ellos dejando de caer tras de sí el manto de la impunidad. Protección de Datos ha expedientado a los institutos catalanes que preguntaron a sus alumnos si eran o no independentistas. En su día, en un sinfín de centros se interrogó a estudiantes de ESO para que revelasen si se sentían catalanes o españoles, y si sus amigos eran catalanes o “de otros países no catalanes”.

En modo alguno se trató de un caso aislado, de un profesor que por un día perdió la cabeza o de un director de alguna escuela al que le pudo, irremediablemente, la furia independentista, sin importarle el atropello cobarde a los derechos fundamentales de sus alumnos. No.

La encuesta, que se llevó a cabo hace ya un año llevaba hasta la autoría intelectual de la Universidad de Lérida y pretendía “la adaptación lingüística y la integración cultural de los alumnos”. Obviamente, en el bien entendido de que los que eran castellano-parlantes o no consideraban que Cataluña fuese o debiese ser una nación independiente eran los ‘inadaptados’, los ‘desestructurados’, los ‘anormales’. ¡¿Qué importaba que fuesen niños o adolescentes?! ¡¿Qué importaba lo que pensasen de ese experimento, propio de descerebrados o fanáticos, sus padres o sus madres?!

Obviamente, la encuesta no era voluntaria, y sus facinerosos promotores se permitieron en algunos casos hasta prohibir la salida al patio a los chicos que no la habían finalizado… hasta que éstos culminaran su decisivo ‘trabajo’.

            No se trata de una mera cuestión de sectarismo o de estupidez humana. Se trata, una vez más, de un ejercicio perfectamente planificado, sistematizado y blanqueado por quienes, en su ceguera y su odio contra ‘el ciudadano español’, no dudan en arrasarle los derechos, a él y a sus hijos. Y ésta es la razón por la que las multas a estos illuminati deben ser implacables y contundentes.

 

Comentarios