sábado 18.01.2020

La historia del único jugador que consigue un sexto Balón de Oro: Leo Messi

Tal como estaba previsto, Messi ha recogido su sexto Balón de Oro. Y es que posiblemente estemos ante el mejor jugador de la historia del fútbol

Los 6 balones de oro conseguidos
Los 6 balones de oro conseguidos

Este año ha sido el más ajustado en las votaciones, ya que se presentaba tan solo con el título liguero frente al Liverpool, el equipo campeón de la Champions. Pero parece que en esta ocasión no se han premiado tanto los títulos como el valor del propio jugador. Y eso es algo que a Messi no se le puede negar.

Lionel Messi fue el primer jugador de la historia que encadenó cuatro Balones de Oro seguidos. También fue el primero en lograr cinco, y ahora el único que ha logrado hacerse con el sexto premio. Pero este no es, ni con mucho, el único récord futbolístico de Messi.

De no haber imaginado nunca el primer Balón de Oro…A tener seis en su poder

El argentino tenía tan solo 22 años cuando viajó por vez primera a París, a recoger ese Balón de Oro “que no había imaginado nunca que ganaría. Al recibir la bola dorada en los estudios alquilados para entregarle el trofeo, dijo que “sería impresionante conseguir más títulos”. Obviamente, Messi no sabía aún lo que le esperaba.

Con ello, el jugador se refería a los títulos que había comenzado a recolectar con el primer triplete del 2009, y a medio camino del único sextete logrado en la historia del fútbol y que le valió conseguir el segundo Balón de Oro. Xavi e Iniesta fueron los dos primeros en reconocer el talento superior de Messi, y también los primeros que asumieron la derrota.

A pesar de que el propio Messi ha declarado que se acerca su final deportivo, tanto el club como los aficionados continúan confiando en él, y con toda probabilidad estos últimos volverán a hacer sus pronósticos en 888 casa de apuestas dando el preciado trofeo al jugador.

 

Así llegaron los demás premios

Cuando ganó el tercer Balón de Oro, Messi logró igualar a Johan Cruyff, a Marco van Basten y a Michel Platini sobre todo, ya que este era el único que también los había conseguido de forma consecutiva. Pero ya al año siguiente, logró adelantarlo.

 

En 2012, el Barcelona saldaba la era Guardiola en junio con la Copa del Rey. Y a falta de otros títulos mayores, Messi pasó un año en el que logró batir todas las marcas goleadoras para dejarlas en un estrato casi imposible de superar: 82 goles en partidos oficiales de Barça y Argentina en la temporada, y 91 dentro del año natural.

 

Para volver a tener entre sus manos la pelota dorada, necesitó de nuevo el impulso de los premios colectivos. Llegó en el año 2015 con el segundo triplete, y ya con Luis Enrique y Suárez y Neymar, todavía con Xavi e Iniesta. Ahora regresa a París sin ninguno de ellos, sin más trofeo que la Liga, pero cargado con el Pichichi de la Liga y de la Champions, la Bota de Oro y el The Best.

 

Comentarios